El portal de la Minería

Nueva ley minera creará la Empresa Boliviana de Recursos Evaporíticos

0 7

La Empresa Boliviana de Recursos Evaporíticos (EBRE) surgirá con la nueva ley minera. Esta firma será parte del corporativo minero estatal dependiente de COMIBOL. Así lo establece el borrador de norma.
La Corporación Minera de Bolivia surgirá con seis empresas dependientes, además de EBRE, Huanuni, Colquiri, Corocoro, Vinto y Karachipampa, quedando abierta la posibilidad de la creación de otras filiales más.
EBRE será empresa de “derecho público, con autonomía de gestión administrativa, financiera, legal y técnica”. Entre sus responsabilidades se mencionan la “prospección, exploración, explotación, beneficio o concentración, instalación, implementación, puesta en marcha, operación y administración de complejos de química inorgánica, industrialización y comercialización”.

Los recursos de la nueva empresa estarán conformados por el patrimonio del Complejo Industrial de Recursos Evaporíticos del Salar de Uyuni (CIRESU), además de los fondos de la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos de COMIBOL.
EBRE administrará los salares y lagunas saladas de: Uyuni, Coipasa, Chiguana, Empexa, Challviri, Pastos Grandes, Laguani, Capina, Laguna, Cañapa, Kachi, Colorada, Collpa, Lurique, Loromayu, Coruto, Busch o Kalina, Mama Khumu, Castor, Coranto, Celeste, Hedionda, Kara, Chulluncani, Hedionda Sud, pero respetando los “derechos pre-constituidos y derechos adquiridos”.
EBRE surgirá de lo que es la actual Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos de COMIBOL, encargada de la explotación de las salmueras y sus derivados. En la actualidad está trabajando fundamentalmente en el Salar de Uyuni.
Las otras filiales de COMIBOL son las empresas mineras Huanuni (EMH) y Colquiri (EMC), Corocoro (EMCC).
Todas de “derecho público, con autonomía de gestión administrativa, financiera, legal y técnica, responsable de realizar actividades de la cadena productiva minera e industrialización de minerales”.
Además de las dos empresas metalúrgicas Vinto (EMV) y Karachipampa (EMK). Ambas de “derecho público, con autonomía de gestión administrativa, financiera, legal y técnica, responsable de realizar actividades de fundición, refinación, comercialización e industrialización de minerales”. Y la fundición de la planta potosina también fundirá metales.

Fuente:  Opinión

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.