El portal de la Minería

España: Hunosa facturó 37 millones el pasado año con la venta de carbón del almacén estratégico

0 3

Hunosa realizó durante el pasado año ventas de carbón del almacén estratégico temporal centralizado (AETC) valoradas en 37 millones de euros, una cuantía inferior a los 46 millones de euros que reclama judicialmente la empresa estatal minera a las compañías del Grupo Alonso (Coto Minero Cantábrico y Unión Minera del Norte) por la supuesta desaparición de más de 577.000 toneladas de mineral de los depósitos.

Por acuerdo del Consejo de Ministros de 31 de julio de 2009, durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se acordó la creación del AETC para adquirir el mineral que en esos momentos las empresas mineras no conseguían vender a la compañías eléctricas al desaparecer los incentivos al consumo de carbón nacional y descender el precio del mineral importado. Era una medida transitoria mientras se preparaba una nueva normativa que lograra desatascar la situación y que condujo a la aprobación en octubre de 2010 del real decreto que estableció el procedimiento de resolución de restricciones por garantía de suministro y que hizo que posteriormente aumentara la demanda de carbón autóctono estableciendo una compensación por servicio público asociada a un mecanismo de entrada en funcionamiento preferente para las centrales de carbón autóctono frente a otras centrales térmicas.

El Gobierno encomendó a la empresa estatal Hunosa la gestión de AETC a pesar de que no disponía de capacidad suficiente de almacenamiento de mineral, lo que le llevó posteriormente a llegar a cuerdos con empresas mineras privadas para utilizar sus depósitos de minerales. Durante los años 2009 y 2010 Hunosa compró miles de toneladas del stock de las empresas mineras privadas españolas y a partir de 2011 lo puso a la venta. El real decreto de restricciones por garantía de consumo ayudó a colocar parte de ese mineral en el mercado porque fijaba a las centrales térmicas una cuota obligatoria de consumo de carbón procedente del almacén estratégico temporal centralizado.

Según los datos que maneja la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), accionista universal de Hunosa, la empresa estatal realizó durante 2010 ventas de mineral del almacén estratégico valoradas en 6,4 millones de euros y se elevaron hasta los 50 millones de euros en 2011. Durante el pasado año, las ventas fueron de 37 millones de euros, una cantidad importante si no fuera porque comparada con el valor del carbón que supuestamente ha desaparecido del AETC se queda pequeña. Hunosa abrió este año acciones judiciales contra las empresas mineras del grupo del empresario leonés Victorino Alonso (Coto Minero Cantábrico y Unión Minera del Norte) por la supuesta desaparición de más de 577.000 toneladas de mineral del almacén estratégico valoradas en 46 millones de euros. Según la empresa estatal Hunosa, ese carbón del AETC debería estar disponible en los depósitos de Coto Minero Cantábrico y Unión Minera del Norte y cuando sus técnicos realizaron comprobaciones no se hallaba en el lugar establecido.

El mineral del almacén estratégico temporal permitió que las centrales térmicas que consumen carbón autóctono pudieran funcionar a pleno rendimiento el pasado verano a pesar de la huelga de casi dos meses que paralizó las explotaciones mineras del país por los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy en el plan de la minería. La huelga coincidió en un periodo de escasez de precipitaciones (los pantanos de España estaban en aquella época al 50 por ciento de capacidad según los datos que publica el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) y de aumento de los precios del gas a causa de la inestabilidad política en algunos países productores del norte de África, por lo que el carbón recuperó su viejo protagonismo en el mix energético nacional. Durante 2012, la producción eléctrica con carbón aumentó un 28% con respecto al ejercicio anterior y el mineral cubrió el 20% de la demanda total según los datos que maneja la compañía Red Eléctrica de España (REE).

Pese al aumento de la demanda de carbón el pasado año (que ha desaparecido en el presente con los retrasos en la puesta al día del real decreto de restricciones por garantía de consumo y la implantación de nuevos impuestos medioambientales que penalizan la quema de carbón en las térmicas), de la conflictividad laboral en las empresas mineras y de los recortes de personal, aún hay un importante stock de mineral autóctono. El Ministerio de Industria, Energía y Turismo, en el primer borrador del Nuevo Marco de Actuación para la Minería del Carbón en el periodo 2013-2018 que presentó a los sindicatos el pasado mes, cifraba ese stock de carbón en 10 millones de toneladas «parte de las cuales componen las reservas del Almacén Estratégico Temporal de Carbón, propiedad de Hunosa, y parte de los stocks de las propias empresas mineras».

El suministro de carbones térmicos autóctonos para generación de energía eléctrica durante el ejercicio de 2012 se situó, según el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, en 6,3 millones de toneladas, pero la producción nacional de hullas y antracitas disminuyó ese año en un 8,8% en relación al año precedente.

Fuente: La Nueva España

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.