El portal de la Minería

España: El Gobierno deja sobre la mesa la minería de interior, que generará solo 1,8 millones

0 3

El Gobierno mantiene hoy que el nuevo Plan del Carbón debe estar más en la línea del acuerdo que en la línea de la confrontación. De ahí que el Ejecutivo haya trasladado al Ministerio de Industria la necesidad de alcanzar un pacto con los sindicatos con el fin de cerrar un Plan con la menor contestación social posible.
Así las negociaciones, marcadas por el enfrentamiento en las últimas semanas, se retomarán el 3 de septiembre y, según el ministerio, no deberían prolongarse “más de quince días”.

Dos semanas para buscar un acuerdo que apenas unos días atrás parecía imposible por la distancia que separa los planteamientos de los sindicatos de los planteamientos del Ejecutivo.

Las partes tendrán en esa jornada como punto de partida un documento distinto al que el pasado 23 de julio Industria presentó a los sindicatos, aunque en algunos aspectos no será tan diferente.

Ayudas

El texto inicial incluía datos de producción y plantilla que las centrales consideraban “poco creíbles” teniendo en cuenta que las ayudas a la producción previstas experimentarían una merma durante los dos primeros años de vigencia del plan (2013 y 2014) de casi la mitad, al pasar de 65.422.466 euros a 37.835.280.

Además el plan tiene como punto de partida la ‘aniquilación’ de las minas de interior, muy costosas y con muy poca rentabilidad. Tanto es así que este tipo de explotaciones se dan casi por amortizadas.

La prueba de este extremo es que el nuevo plan de Industria, ahora sometido a revisión, planteaba que las explotaciones mineras llegaran al año 2018 con una producción de carbón de 5,8 millones de toneladas.

Sin embargo la mayor parte de esa producción (4,02 millones) se corresponden con explotaciones a cielo abierto, mientras que los restantes 1,78 millones de toneladas serían de explotaciones a interior, hoy condendas a la desaparición.

4.496 trabajadores

Además el nuevo plan fija una plantilla de 4.496 trabajadores (1.178 de ellos de subcontratas). El recorte de producción alcanzaría durante los seis años de vigencia del plan (2013-2018) el 10% y el de la plantilla el 15%.

Industria elaboró el documento con las previsiones de producción y plantilla que le remitieron las propias empresas, pero no aclaró con exactitud ni el número de excedentes ni qué producción estarían en disposición de mantener las explotaciones que siguieran abiertas en el horizonte de 2018 lo que llevó a las centrales a negarse de plano a negociar bajo esas premisas.

Europa

Además el primer documento experimentaban una drástica bajada de las ayudas a la producción en interior para 2014, pasando de los 25 euros por tonelada de este año a solo 20 euros. Para los sindicatos esa medida es “inadmisible” y condena al sector a un cierre anticipado.

Ahora sindicatos y empresa tiene tres semanas ‘para meditar’ un acuerdo que permita al sector mantener un hilo de vida de cara a los próximos años, todo ello en base a un nuevo Plan del Carbón que Europa debe dar por bueno al mismo tiempo que debería renunciar a la devolución de las ayudas a la explotación en empresas rentables en el horizonte de 2018.

Fuente: León Noticias

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.