Mercedes, una joven viuda trabaja como minera para dar a su pequeña hija una vida mejor que la suya. Como ella, muchas otras mujeres se esfuerza cada día para salir adelante.

Muchos de estos testimonios los ha recogido Manos Unidas en su campaña anual “No hay justicia sin igualdad”. Este año se centra en la promoción y el desarrollo de la mujer.

Cada mes, Manos Unidas publicará en sus “Miradas a la Igualdad” los proyectos que apoyan en todo el mundo para mejorar la vida de las mujeres. En esta ocasión, se centran en las mujeres que trabajan en las minas bolivianas de Japón.

En este mundo reservado para los hombres, las mujeres mineras tratan de buscar en los yacimientos el sustento para sus familias.

Con la ayuda y asesoramiento del Centro de Investigación y Servicio Popular y la colaboración de Manos Unidas, se están generando alternativas productivas lideradas por mujeres de los centros mineros, de manera que éstas pueden aportar ingresos a las economías familiares.

Este proyecto esta contribuyendo a la salud comunitaria a través del cuidado del medio ambiente y fortaleciendo la participación de las mujeres en la toma de decisiones tanto en el seno de la familia como de la organización comunitaria.

Fuente: Cope

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here