Ciudad de México.- La minería en México ha dejado de ser preferentemente masculina al haber incluido en sus procesos productivos a las mujeres, cuya habilidad demuestra mayor paciencia y cuidado en la operación de los equipos; además, en el trabajo de ellas se encontró un mayor sentimiento de lealtad, menos ausentismo y más responsabilidad.Lo anterior es según datos incluidos en el Informe Anual 2012 de la Cámara Minera de México (Camimex), donde también se destacó que actualmente las damas ocupan diferentes cargos en la operación de las minas que van desde operadoras, ayudantes, programadoras, supervisoras, ingenieras, geólogas, medioambientalistas y laboratoristas, entre otras.”La competitividad de las mujeres y su búsqueda por incursionar en los sectores productivos, logran hacerlas ocupar campos que anteriormente eran representados por los hombres; en el caso de la nueva y moderna minería, la inclusión de la mujer en la industria está directamente relacionada con el cambio tecnológico, en donde la automatización de la cadena productiva vuelve innecesaria la fuerza física en la operación de una mina”, subrayó dicho documento.

Añadió que la incursión de la mujer en la industria fue altamente benéfica porque se encontró en su trabajo igualdad de productividad frente a sus pares masculinos, pero sobre todo un mayor sentimiento de lealtad, menos ausentismo, mayor responsabilidad y un trabajo más cuidadoso que permite un mayor rendimiento de la maquinaria”.

De acuerdo con algunas experiencias de las empresas mineras, el nivel de escolaridad es mayor en las féminas que en los hombres, ocho contra 5.9 años, puntualizó el reporte de la Camimex.

Agregó que la habilidad de las mujeres demuestra mayor paciencia y cuidado en la operación de los equipos, además, de que su presencia en las áreas de trabajo genera un ambiente de respeto.

En algunas empresas mineras, la inclusión de las mujeres es total, recalcó el informe añadiendo que diversas operaciones mineras se ven reforzadas en las áreas donde participan.

La información aclaró que a finales de la década de los 90, por primera vez la Industria Minera Mexicana incluyó a las mujeres en sus procesos productivos.

“A partir de ese momento la minería dejó de ser preferentemente masculina y dio paso a nuevas formas de convivencia laboral, brindando oportunidades de desarrollo profesional para las mujeres y con ello, mejores condiciones de vida para las familias mexicanas y al mismo tiempo, benefició los indicadores productivos de las empresas”.

El occidental

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here