Minería en Línea, el portal de la minería

La fundición mundial de cobre cae en diciembre tras la debilidad de 2022

La actividad mundial de fundición de cobre descendió en diciembre debido al cierre por mantenimiento de las fundiciones, tras un año de escasa actividad, según mostraron el jueves los datos de la vigilancia por satélite de las plantas de procesamiento de metales.

La planta china de Yunxi comenzó un programa anual de mantenimiento a principios de mes, mientras que la fundición de Chuquicamata de Codelco en Chile permaneció cerrada, según un comunicado conjunto del corredor de materias primas Marex y SAVANT.

La actividad mundial de fundición para 2022 cayó a su nivel más bajo en los seis años de historia de los datos de SAVANT, el servicio de análisis por satélite que Marex lanzó con Earth-i.

La débil actividad de fundición del año pasado reflejó no solo las extensas campañas de mantenimiento en las principales fundiciones, retrasadas debido al covid-19, sino también problemas operativos en plantas de Corea del Sur y Japón, según el comunicado.

Earth-i, especializada en datos de observación de la Tierra, realiza un seguimiento de fundiciones que representan entre el 80% y el 90% de la producción mundial. Vende datos a gestores de fondos, operadores y mineros, y también publica un índice mensual gratuito de la actividad mundial de las fundiciones de cobre.

Su índice mundial de dispersión del cobre, una medida de la actividad de las fundiciones, cayó a 48,0 en diciembre, frente a 48,9 en noviembre.

Fue el décimo mes consecutivo por debajo de 50.

En el índice de dispersión, 50 puntos indican que las fundiciones funcionan al nivel medio de los últimos 12 meses. También cuenta con un segundo índice que muestra el porcentaje de fundiciones activas. El índice de dispersión de China, primer productor mundial de cobre refinado, subió a 46,3 puntos en diciembre, frente a los 45,5 del mes anterior.

En cuanto al níquel, el índice de dispersión mundial bajó a 52,3 en diciembre, frente a 53,5 en noviembre, debido sobre todo al descenso de la actividad del arrabio de níquel en Indonesia.

Los elevados precios de la energía siguieron afectando a la fundición en Europa y África, que registraron un índice de dispersión de 33,9 para todo el año 2022, un mínimo histórico para cualquier índice de dispersión regional en la historia de los datos de SAVANT.

“Todas las principales fundiciones de ferroníquel de la región se observaron como inactivas a finales de año”, dice el comunicado.

Comments

comments

Deja un comentario