Minería en Línea, el portal de la minería

Arabia Saudí corteja a los mineros australianos con un plan de 170,000 millones de dólares

Arabia Saudí está buscando inversiones de mineros australianos para apoyar su plan de 170,000 millones de dólares para construir una industria minera y diversificar su economía dependiente del petróleo en esta década.

El reino afirma que cuenta con depósitos minerales sin explotar por valor de 1,3 billones de dólares, como cobre, zinc, fosfatos y oro. El ministro saudí de Industria y Recursos Minerales, Bandar bin Ibrahim Al-Khorayef, se encuentra esta semana en Australia para despertar el interés de los inversores.

Los mineros australianos deberían “venir, explorar, hacer minería, lo mismo que están haciendo aquí”, dijo en una entrevista el martes en Sídney.

Arabia Saudí está llevando a cabo el proyecto Visión 2030 para reducir la dependencia de los combustibles fósiles y adoptar industrias que van desde la minería hasta las energías renovables y la fabricación. De los 170,000 millones de dólares que se pretenden destinar a la minería, se prevé que alrededor del 60% provenga de empresas privadas y el resto de entidades estatales.

Al-Khorayef dijo que ya se había reunido con varias mineras austriacas de menor tamaño, y que esperaba reunirse con las más grandes, como BHP Group Ltd y Rio Tinto Plc, en una importante conferencia sobre minería que se celebrará esta semana en Sidney.

Los inversores saudíes están “interesados en este sector”, dijo, pero el país carece de experiencia minera nacional y “es necesario tener socios que entiendan bastante bien el sector y sepan cómo utilizar los recursos”.

Mineras junior

La pequeña industria minera de Arabia Saudí está dominada por la minera estatal Saudi Arabian Mining Co, conocida comúnmente como Maaden. El país debería emular el modelo australiano de mineros junior del sector privado que desarrollan minas más arriesgadas y en fase inicial, dijo el ministro.

“Creemos que es un modelo bastante bueno para que lo copiemos en Arabia Saudí, porque tenemos muchos jóvenes empresarios que estoy seguro de que muchos de ellos estarían interesados en el sector”, dijo.

Los metales de las baterías, como el litio y el níquel, ya son objeto de atención por parte de Maaden y Arabia Saudí, pero la magnitud de los recursos aún no está clara. Maaden dijo el año pasado que gastaría una “enorme cantidad de dinero” en las próximas dos décadas para explorar los metales de las baterías.

Bloomberg

Comments

comments

Deja un comentario