Minería en Línea, el portal de la minería

Twin Metals, de Antofagasta, demanda al gobierno estadounidense por su proyecto de cobre en Minnesota

La filial de Antofagasta Plc, Twin Metals, demandó el lunes al gobierno de EE.UU. en un intento de reactivar su proyecto de mina de cobre y níquel en Minnesota, que los funcionarios de la administración Biden habían bloqueado este año por temor a que pudiera contaminar una importante vía fluvial de recreo.

Lee: Twin Metals de Antofagasta busca aprobación de mina en Minnesota

La demanda, que ya se esperaba, afirma que las cancelaciones de contratos de arrendamiento realizadas en enero por el Departamento del Interior de EE.UU. fueron “arbitrarias y caprichosas” y que Twin Metals debería tener derecho a demostrar que su proyecto puede cumplir las normas medioambientales.

La mina subterránea, si se construye, sería una importante fuente estadounidense de cobre y níquel, dos metales cruciales para la transición energética verde. La única mina de níquel existente en Estados Unidos cerrará en 2025.

Una medida aprobada por el Congreso este mes vincularía el crédito fiscal para vehículos eléctricos a los minerales producidos en Estados Unidos o en naciones aliadas, un requisito que, según Twin Metals, demuestra que su mina debería construirse.

No fue posible contactar inmediatamente con representantes del Departamento del Interior para que hicieran comentarios.

Twin Metals solicitó al Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Washington que restablezca los contratos de arrendamiento, que se concedieron por primera vez en 1966 y han pasado entre las empresas sucesoras. No se ha llevado a cabo ninguna actividad minera en el lugar.

“Nuestros contratos fueron cancelados ilegalmente por el gobierno, y queremos defender lo que es correcto y lo que prescribe la ley”, dijo Dean DeBeltz, director de operaciones y seguridad de Twin Metals.

Los opositores afirman que las normas medioambientales de EE.UU. son demasiado laxas e incluso si Twin Metals las cumpliera, la mina propuesta podría contaminar el Boundary Waters Canoe Area Wilderness, una reserva de 1 millón de acres (405.000 hectáreas) en la frontera entre EE.UU. y Canadá.

“Un entorno rico en agua no es el lugar adecuado para la explotación minera”, dijo Becky Rom, de la Campaña para Salvar las Aguas Limítrofes, un grupo conservacionista de Minnesota. “La demanda es casi un esfuerzo (de última hora) por su parte para intentar meter con calzador una mina”.

Tanto DeBeltz como Rom viven cerca del emplazamiento de la mina propuesta, y ambos han utilizado su proximidad personal para argumentar a favor y en contra de la mina, respectivamente.

El otoño pasado, la Casa Blanca propuso una prohibición de la minería durante 20 años en Boundary Waters, una medida distinta pero relacionada con la detención de la mina. Esa propuesta de prohibición está ahora en proceso de revisión reglamentaria. El Congreso está estudiando una ley que prohibiría permanentemente la minería en la región.

Lee: Antofagasta acuerda cargos de cobre con algunas fundiciones chinas

Iván Arriagada, director ejecutivo de Antofagasta, con sede en Chile, dijo a Reuters a principios de este mes que espera que la creciente demanda de metales EV favorezca el proyecto.

“La ola parece estar moviéndose en la dirección de darse cuenta de que estos proyectos deben hacerse”, dijo.

Reuters

Comments

comments

Deja un comentario