Minería en Línea, el portal de la minería

El jefe de Teck Resources dejará su puesto tras 17 años de trabajo

Teck Resources (TSX: TECK.A | TECK.B) (NYSE: TECK), la mayor minera diversificada de Canadá, ha anunciado que su director general, Don Lindsay, dejará el cargo después de 17 años en él.

Lee: Teck Resources sopesa la venta y la escisión de una unidad de carbón de $ 8 mil millones

Lindsay, que dejará el cargo a finales de septiembre, será sustituido por dos ejecutivos en lo que la empresa denomina “la culminación de un proceso de sucesión de varios años”. El director financiero, Jonathan Price, asumirá el cargo de director general, mientras que el director de operaciones, Harry Conger, asumirá el título de presidente.

Antes de unirse a Teck en 2020, Price trabajó en BHP durante 14 años en una variedad de funciones de alto nivel. Conger ha servido como vicepresidente ejecutivo y director de operaciones de Teck desde septiembre de 2020. Antes de incorporarse a la empresa, Conger ocupó el cargo de Presidente y COO-Américas en Freeport-McMoRan.

Lindsay, de 63 años, encabezó una serie de grandes acuerdos durante su estancia en Teck, pero también recibió críticas de los inversores sobre su salario y rendimiento.

El anuncio de su salida fue una de las varias actualizaciones que la minera con sede en Vancouver publicó tras el cierre de los mercados el martes.

Tal y como predijo la analista de BMO Jackie Przybylowski, las acciones de la compañía reflejan esta mañana las reacciones de los mercados a la serie de noticias dadas por la empresa. Las acciones cayeron un 1,9% en Nueva York en la apertura y cotizaban por última vez a 26,32 dólares. En Toronto, las acciones caían un 2% y cambiaban de manos por última vez a 33,92 dólares canadienses cada una.

“Desde nuestro punto de vista, el anuncio se considera negativo dado el éxito que ha tenido Teck en cuanto a la ejecución del proyecto QB2, los sólidos FCF operativos y los retornos de capital favorables a los accionistas”, escribió Przybylowski. “Los inversores también son generalmente cautelosos con los cambios de gestión en el corto plazo hasta que el nuevo CEO les resulte familiar”.

Las acciones de Teck alcanzaron máximos de varios años el mes pasado, ya que los precios de las materias primas que explota, desde el carbón hasta el cobre, saltaron tras la guerra de Rusia contra Ucrania.

El conjunto de noticias incluyó aspectos positivos, como un beneficio atribuible a los accionistas de 1.680 millones de dólares canadienses (1.310 millones de dólares) en el segundo trimestre, que es más de seis veces superior al registrado el año pasado.

Teck también anunció una nueva recompra de acciones por valor de 500 millones de dólares, que complementa los programas de recompra de 500 millones de dólares y 100 millones de dólares canadienses anunciados a principios de este año, que estaban casi completados al 30 de junio.

Quebrada Blanca

La compañía señaló costes adicionales y un plazo potencialmente más largo en su expansión de Quebrada Blanca Fase 2 (QB2) en Chile, que es el proyecto de crecimiento más importante de Teck.

Mientras que Teck mantuvo la estimación de los costes de capital, antes de los impactos del covid-19, sin cambios respecto a las previsiones del tercer trimestre de 2021, de 5,260 millones de dólares, aumentó la previsión de los costes de capital por el impacto de la pandemia a entre 1,400 y 1,500 millones de dólares, frente al rango de 900 millones de dólares y 1,100 millones de dólares estimado en enero.

La minera explicó el aumento por la inflación de los salarios, el efecto de la ola de Omicron en el primer trimestre y por las ineficiencias en curso, como la escasez de mano de obra relacionada con los cóvidos, que sigue siendo de alrededor del 10%.

“El calendario del proyecto también se amplía potencialmente de forma modesta. Teck sigue teniendo como objetivo el cuarto trimestre de este año para la primera producción, pero señala que esto puede retrasarse hasta enero de 2023 debido al absentismo de covid-19 y a la disponibilidad de artesanía especializada de los proveedores”, dijo Pryzbylowski.

Una vez en operaciones, la Q2 duplicaría la producción de cobre de Teck, extendiendo la vida de Quebrada Blanca en 28 años e impulsando la producción a 300.000 toneladas de cobre al año desde las 287.000 toneladas de 2017.

El gigante minero ya está estudiando una Fase 3 para la mina, que duplicará su capacidad a 600.000 toneladas de cobre al año. La potencial ampliación convertirá a la mina en la segunda mayor operación de cobre de Chile, después de Escondida. También situará a Quebrada Blanca entre las cinco principales minas de cobre del mundo.

En abril, Teck llegó a un acuerdo con la australiana Golden Rim Resources (ASX: GMR) para obtener una participación de hasta el 75% en el proyecto de cobre Loreto, situado a 120 km al norte de Quebrada Blanca.

Lee: Teck Resources en camino de duplicar la producción de cobre para 2023

La inflación ha incrementado los costes operativos globales de Teck en un 14% con respecto al mismo periodo del año anterior, de los cuales aproximadamente la mitad corresponde al aumento de los costes del gasóleo.

Comments

comments

Deja un comentario