Otro sitio más de Minería en Línea

Las relaciones laborales son el mayor riesgo material para el sector minero: informe

Un nuevo informe de la firma de inteligencia de partes interesadas Alva afirma que las relaciones laborales se están convirtiendo en el mayor riesgo material para la industria de la minería y los metales a partir del segundo trimestre de 2021.

El informe analiza el trabajo que se está realizando en los frentes ambiental, social y de gobernanza y clasifica el desempeño de las empresas en función de la información procedente de más de 200 países, categorizada utilizando la taxonomía del Sustainability Accounting Standards Board, el aprendizaje automático y el modelado de temas, y contextualizado con datos de tendencias históricas.

Con base en esta metodología, Alva descubrió que, si bien las relaciones laborales contribuyeron con solo <1% al impacto material el último trimestre, cayó a -11% en el segundo trimestre, a medida que aumenta la acción industrial en el sector minero diversificado. Esta situación lo convierte en el problema más negativo y el tercer problema material de mayor impacto en general.

El principal acontecimiento que afectó las relaciones laborales fue la huelga convocada por el sindicato United Steelworkers para los 2.500 miembros que trabajaban en la operación de ArcelorMittal en Quebec, Canadá, y también convocó a una huelga adicional de 1.300 en los Estados Unidos.

De manera similar, Alva menciona el caso de Glencore, BHP y Anglo American, quienes han enfrentado repetidos enfrentamientos con el sindicato más grande en la mina de su copropiedad Cerrejón en Colombia, que realizó una huelga de tres meses el año pasado.

Este trimestre, la mina declaró fuerza mayor y paralizó operaciones debido a dos bloqueos que le impidieron traer suministros de combustible en una línea ferroviaria. Uno de los bloqueos fue lanzado por ex trabajadores que estaban molestos por los recientes recortes de empleos, ya que la mina de carbón vio caer sus exportaciones a su nivel más bajo en los últimos 18 años en medio de las restricciones del coronavirus y la caída de la demanda mundial de carbón.

BHP también se enfrenta a una revuelta en sus campamentos mineros en Australia después de imponer una prohibición de beber después de las 9:30 pm, y los sindicatos dicen que el personal está “siendo tratado como niños”.

Además de las relaciones laborales, el estudio muestra que la gestión de residuos y materiales peligrosos y las medidas de salud y seguridad representan riesgos materiales para el sector minero en el segundo trimestre, aunque el impacto material negativo general se reduce casi a la mitad en comparación con el primer trimestre.

Cuando se trata de desechos y materiales peligrosos, uno de los principales problemas identificados en el informe es la situación en la fundición de aluminio Tiwai Point de Rio Tinto en Nueva Zelanda, donde se están llevando a cabo investigaciones después de las afirmaciones de que se han enterrado desechos altamente tóxicos en sitios no cartografiados alrededor. las instalaciones.

Otro problema importante informado está relacionado con el colapso de la presa de relaves de la mina de oro Cadia de Newcrest en 2018. Según la revisión de Alva, en los valles de Cadia y Errowanbang en Nueva Gales del Sur, Australia, la gente está informando problemas de salud causados ​​por eventos de polvo que son una consecuencia de la colapso.

También en Nueva Gales del Sur, los problemas de salud y seguridad están ocupando un lugar central, ya que el regulador de recursos está procesando a la subsidiaria de South32, Endeavour Coal, por un incidente que provocó que un trabajador sufriera lesiones graves al operar un transportador.

En Queensland, por otro lado, se descubrió que la explosión de mayo de 2020 en la mina de carbón Grosvenor de Anglo American fue causada por la sobreproducción repetida y la mala planificación, lo que expone a los trabajadores a un “riesgo inaceptable”.

Los buenos movimientos

La revisión de Alva también señala las áreas en las que los mineros están haciendo cambios positivos. Para el segundo trimestre de 2020, la biodiversidad está generando el mayor impacto, alcanzando un + 10%. Comparativamente, en el primer trimestre este tema registró un impacto material negativo del -8%.

“El aumento de la materialidad se produce cuando el sector comienza a debatir cómo explotar éticamente los fondos marinos del mundo a medida que los avances tecnológicos y las nuevas capacidades cartográficas atraen a las empresas a apuntar a los recursos submarinos sin explotar”, se lee en el documento.

En tierra, la iniciativa de Anglo American de implementar un compromiso de transferencia de datos “eDNA”, convirtiéndose en la primera compañía minera en hacer tal compromiso, también está generando positividad material. El impacto de este programa se ve reforzado por el hecho de que Anglo comenzó a compartir datos con eBioAtlas, una iniciativa para combatir la extinción mediante el uso de tecnología de ADN para crear un atlas global del estado de la vida en ríos y humedales de importancia mundial.

En opinión de Alva, ArcelorMittal también está obteniendo un impacto material positivo a partir de su informe de sostenibilidad de 2020, donde anunció el desarrollo de un supresor de polvo biodegradable a base de papa que puede reducir las emisiones de polvo de sinterización secundaria en más del 80% cuando se aplica como espuma.

“A medida que los problemas materiales más reconocibles al instante, como las emisiones de gases de efecto invernadero o la gestión de la energía, continúan impulsando la positividad material, los problemas menos visibles, como la biodiversidad, están generando oportunidades para que las empresas tomen la iniciativa”, se lee en el informe.

Newcrest también es líder en biodiversidad después de que la compañía anunciara más de $ 100,000 en apoyo financiero para la construcción de una instalación de rescate y cría para la conservación de canguros en peligro de extinción en el Parque Natural de Port Moresby en Papúa Nueva Guinea.

La gestión de la energía es otro sector en el que los mineros se están desempeñando bien, con Rio Tinto a la cabeza, ya que se asocia con Schneider Electric para desarrollar plataformas digitales, tecnologías y soluciones que se utilizarán en toda su cadena de suministro, impulsando una mejor eficiencia energética y descarbonización.

Alcoa, por su parte, obtuvo una certificación estándar de gestión energética tras comprometer a la fundición de aluminio Deschambault a “mejorar sus resultados mediante la gestión eficiente de todas las formas de energía”.

El control de emisiones genera resultados mixtos
En su mayor parte, el desempeño de las empresas mineras está mejorando en lo que respecta a las emisiones de GEI, según el informe de Alva.

La decisión de Barrick Gold de aumentar su objetivo de GEI al 30% desde el 10%, comprometiéndose a lograr emisiones netas de carbono cero para 2050 tras la presión de los inversores por iniciativas de cambio climático, es uno de los principales impulsores positivos.

Junto al compromiso de Barrick está la decisión de South32 de reiterar su compromiso con los objetivos del Acuerdo de París, anunciando un objetivo de la mitad de las emisiones operativas de Alcance 1 y 2 para 2035.

Pero no todo el mundo pasa con gran éxito. ArcelorMittal está siendo criticado por el grupo de presión ambiental Center for Environmental Rights, cuyos miembros dicen que la compañía no respeta las leyes ambientales que afectan los estándares de calidad del aire.

En Australia, por otro lado, los grupos ambientalistas están protestando por la aprobación de la comisión de planificación de Nueva Gales del Sur de la mina de carbón Mangoola de Glencore. Los activistas dicen que están preocupados por la calidad del aire y las emisiones de la operación.

Comments

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

×