Otro sitio más de Minería en Línea

‘Se acerca el cambio’: Castillo de Perú enfrenta una nación dividida después de la batalla electoral

El peruano Pedro Castillo ha ganado una larga y tensa batalla electoral presidencial. Ahora necesita curar las heridas de una nación profundamente dividida, dividida entre el apoyo a sus reformas socialistas y el temor de que trastorne la política y la minería tradicionales de la nación andina.

Castillo, un candidato comodín para un partido marxista, fue proclamado ganador de la segunda vuelta del 6 de junio el lunes por la noche después de seis semanas de disputas sobre el resultado filo de la navaja. Venció a su rival de derecha Keiko Fujimori por tan solo 44.000 votos.

El ex maestro e hijo de campesinos, que se espera que asuma el cargo el 28 de julio, obtuvo un gran apoyo de los peruanos rurales más pobres, hartos del status quo político en medio de la creciente pobreza y desigualdad.

Su ascenso, sin embargo, ha sacudido a la élite política y empresarial de Perú, temerosa de sus promesas de volver a redactar la constitución y tomar una porción mucho mayor de las ganancias mineras de las empresas del no. 2 productor de cobre.

“La gente habló, la gente gritó y Pedro Castillo finalmente es nuestro presidente”, dijo Danny Castillo, un partidario no relacionado del candidato de izquierda luego de que se confirmara su victoria electoral el lunes.

“Se acerca el cambio para los peruanos, se acerca el cambio de la constitución, no más pobreza, el Perú está en aumento”, dijo.

El presidente electo, quien viste un sombrero de ala ancha y cuyos simpatizantes portan banderas e insignias inflables de lápices amarillos de su partido, ha pedido un alto el fuego con su rival derrotado Fujimori tras la divisoria carrera electoral y dio a entender que sus ministros vendrán de diversos ámbitos políticos. antecedentes.

“Estamos haciendo un llamado a todos los expertos y técnicos, a las personas más distinguidas y comprometidas del país”, dijo Castillo a la prensa este martes, sus primeros comentarios sobre su potencial gabinete desde que se confirmó su triunfo.

“Estamos estructurando un equipo de trabajo y veo que también hay personas que están interesadas en contribuir para apoyar a este gobierno, de todo el espectro político”.

Fujimori, hija del ex presidente Alberto Fujimori, acusado de abusos contra los derechos humanos, dijo que aceptaría el resultado, pero repitió su afirmación, sin pruebas, de que Castillo había robado votos para ganar y llamó a sus partidarios a movilizarse para “defender democracia.”

‘Hora de dialogar’

Castillo dice que quiere aumentar el gasto en salud y educación mediante la recaudación de fondos de los aumentos de impuestos a la minería. Sus planes han resonado en un país con el mayor número de muertos per cápita por covid-19 y amplias brechas entre la riqueza rural y urbana.

Sin embargo, sus críticos, incluido el famoso novelista peruano Mario Vargas Llosa, han afirmado que arrastrará a Perú hacia modelos comunistas autoritarios, citando a Venezuela y Cuba.

El propio Castillo ha restado importancia a las comparaciones y ha incorporado a su equipo asesores económicos más moderados para calmar los temores del mercado y de la élite.

“No vamos a copiar el modelo de ningún otro país”, dijo el lunes por la noche. “Crearemos un verdadero desarrollo económico, garantizando la estabilidad jurídica y económica”.

El martes, los mercados peruanos vieron a la moneda sol debilitarse alrededor de un 0,30%, mientras que el índice de la Bolsa de Valores de Lima subió un 0,27%, con algunas acciones mineras clave subiendo.

“Este es el momento del diálogo”, dijo en un comunicado la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMP), que representa a las principales empresas de la industria, uno de los primeros comentarios del sector desde la segunda vuelta.

“Hoy más que nunca necesitamos autoridades con liderazgo y visión de futuro que asuman con firmeza el compromiso de realizar las reformas necesarias para revitalizar nuestra maltrecha economía, afrontar la crisis sanitaria y garantizar el pleno estado de derecho”, afirmó.

Perú experimentó una de las peores crisis políticas de su historia en noviembre del año pasado, presenciando a tres jefes de estado en una semana después de una batalla entre la presidencia y el Congreso, junto con violentas protestas que dejaron dos muertos.

El partido de Castillo tendrá 37 legisladores de los 130 miembros del parlamento unicameral. El partido Fuerza Popular de Fujimori será el segundo más con 24 escaños.

Reuters

Comments

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

×