‘Es un gran momento para estar en la industria’: Great Panther Mining

Great Panther Silver cambió su nombre a Great Panther Mining (TSX: GPR; NYSE-AM: GPL) el año pasado después de agregar la mina de oro Tucano en el norte de Brasil a su cartera de dos minas de plata primarias en México y una mina de plata, plomo y zinc. proyecto de cobre en Perú. Ahora el oro representa el 80% de los ingresos de la empresa y la plata el 20% restante.

“Fue una transacción muy transformadora”, dice el nuevo presidente y director ejecutivo de Great Panther, Rob Henderson, sobre la adquisición de Tucano. “No estaba allí en ese momento, pero la empresa tomó la decisión consciente de diversificarse en oro”.

El año pasado, la empresa produjo 147.000 oz. equivalente en oro, y su guía para 2020 es de 146,000-158,000 oz. equivalente en oro a costos totales de sostenimiento (AISC) en el rango de US $ 1,150 a US $ 1,250 por oz. oro vendido.

Henderson se unió a Great Panther Mining en abril, después de dirigir el productor de cobre Amerigo Resources (TSX: ARG; US-OTC: ARREF) durante siete años. Antes de Amerigo, Henderson pasó ocho años en Kinross Gold (TSX: K; NYSE: KGC), donde fue vicepresidente senior de servicios técnicos. Comenzó en Rand Mines en Johannesburgo, donde trabajó como metalúrgico y asistente de superintendente de planta.

“Vi esto como una oportunidad para unirme a una empresa con muy buenos activos en Brasil, México y Perú”, dice en una entrevista. “Es una empresa en crecimiento, bien diversificada y con un buen equilibrio de plata y oro, pero, para mí, se remonta a mis raíces como minero de oro”.

Por ahora, sus prioridades son continuar aprovechando los costos y la eficiencia operativa en la mina Tucano y aumentar la producción y la exploración en las tres minas.

Great Panther posee dos operaciones primarias de plata en México, el complejo minero de Guanajuato y Topia, que han estado produciendo plata para la empresa desde su creación en 2005. El complejo minero de Guanajuato es la operación más grande de Great Panther en México e incluye la producción de Guanajuato. y las minas subterráneas de San Ignacio, que se encuentran en las afueras de la ciudad capital de Guanajuato. La mina Topia, en el noroeste de México, está a 235 km al oeste de la ciudad de Durango.

“México nos está funcionando bien”, dice Henderson. “Las minas han estado produciendo continuamente desde 2005, están en muy buenos distritos mineros históricos y, al precio actual de la plata, nos están produciendo flujo de efectivo libre”.

Henderson señala que cuando Bob Archer, el fundador de la empresa, compró la mina Guanajuato hace quince años a una cooperativa de trabajadores mexicanos que la había estado operando durante 50 años, tenía tres años de recursos en sus libros y que todavía le quedan 3 millones de oz. . hoy. “Hemos estado produciendo 1,5 millones de oz. de plata allí todos los años durante los últimos 15 años, lo que demuestra que el potencial de exploración es enorme para nosotros ”, dice. “Una de las características de estas minas de plata mexicanas es que siempre vas a tener un inventario perforado muy pequeño por delante, pero los sistemas son enormes y creo que lo hemos demostrado tanto en Guanajuato como en Topia”.

El desafío con las dos minas de plata es que son difíciles de perforar porque son vetas estrechas de alta ley y solo se pueden perforar desde el subsuelo. “Empiezas con un par de años de recursos en los libros y perforas todos los años para probar suficiente material para extraer durante los próximos dos años. Así es como funcionan estas minas de plata mexicanas, así que tienes que tener fe en el sistema y ambas minas tienen fabulosos sistemas de vetas que son extensos, pero nunca vas a tener una vida muy confirmada por delante. Deben perforarse continuamente “.

Por el contrario, la mina de oro a cielo abierto Tucano de Great Panther, el tercer mayor productor de oro de Brasil, plantea diferentes desafíos, dice. El año pasado, la compañía tuvo que lidiar con un problema de estabilidad de la pared de boxes. Las paredes altas del pozo se mojaron con la lluvia y existía la amenaza de que cayera material al pozo, por lo que la compañía tuvo que cambiar el plan de la mina desde un punto de vista de seguridad, explicó.

“Gastamos mucho dinero en perforación geo-tecnológica, así que ahora entendemos mucho mejor la mecánica de las rocas, pero básicamente operaba donde no teníamos suficiente conocimiento. Por lo tanto, necesitamos saber qué podemos y qué no podemos hacer y cuando tengamos ese conocimiento a través de perforaciones y estudios, podremos obtener más estabilidad en nuestras estimaciones de producción ”.

Henderson dice que su enfoque será brindar “estabilidad y previsibilidad en nuestra producción y costos”.

“En el pasado, Great Panther ha visto demasiada variabilidad en nuestra producción, sube y baja, y los costos suben y bajan, así que para mí, como operador, me gustaría aportar algo de estabilidad a eso y asegurarme de que entregamos lo que decimos que vamos a cumplir y al mismo tiempo mantendremos un enfoque continuo en el costo “.

Mientras tanto, en el proyecto Coricancha en Perú, que Great Panther adquirió a Nyrstar en 2017, los operadores anteriores utilizaron un método de minería que les dio mucho tonelaje pero redujo la ley. Henderson, sin embargo, ha contratado a los ingenieros mexicanos de la empresa para ver si pueden emplear métodos de minería más selectivos que mantengan el nivel. El desafío, dice, será obtener suficiente tonelaje para llenar el molino. Como resultado, la empresa ahora está llevando a cabo estudios de escritorio y espera tomar una decisión de producción sobre Coricancha en los próximos 12 meses.

“Es un productor anterior. Es muy prospectivo en el lado de la exploración. Tiene toda la infraestructura en el sitio, por lo que el capital necesario para reiniciar allí es bajo ”, dice. “Pero la minería es complicada. Necesitamos averiguar cuál es el método de minería apropiado “.

Nyrstar usó tapones de pozo largo y funcionaba a una velocidad de unas 500 toneladas por día, dice. “Estamos buscando corte y llenado y la tasa será mucho menor a 500 toneladas por día, pero no sabemos cuánto menor. Pero la ley será más alta, por lo que esto mantendrá las leyes altas, pero el desafío es encontrar suficientes encabezados para mantener el molino lleno”.

Como operador y CEO desde hace mucho tiempo, Henderson sabe lo difícil que es hacer todo bien.

“En la minería, siempre hay cosas que pueden salir mal; existen múltiples razones para las cosas que pueden salir mal. Tienes que estar al tanto de todo y no puedes estar atento a un tema … tienes que estar atento a todas las bolas que se mueven todo el tiempo “.

De cara al futuro, Henderson señala que si bien la compañía planea continuar la exploración en todos sus activos en las Américas, también está enfocada en fusiones y adquisiciones en México y Brasil, y señala que David Garofalo, el ex CEO de Goldcorp, se unió al directorio en al mismo tiempo que se convirtió en director ejecutivo, “y nos ha dado el mandato para el crecimiento”.

“Mi visión es hacer crecer la empresa”, dice Henderson. “Está creciendo a través del flujo de caja en este momento y mediante la perforación para aumentar nuestros recursos, y también buscamos crecer y ser más relevantes para los inversores institucionales. 150.000 oz. El productor es pequeño para ser de interés para los inversores institucionales, por lo que queremos hacer crecer la empresa para convertirla en un productor más grande. El momento es bueno, es un buen momento para estar en la industria “.

Comentarios

comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top