El portal de la Minería

Permite “minería urbana” recuperar materiales preciosos

0 5

México.- El reciclaje de televisiones, celulares y otros componentes electrónicos, a través de un proceso de soluciones químicas denominado minería urbana, permite recuperar materiales preciosos y tierras raras sin generar apenas contaminación, explicó Gretchen Lapidus, académica de la Universidad Autónoma Metropolitana plantel Iztapalapa.

Mediante la disolución en varias etapas de los materiales “preciosos”, “básicos” y desechables, se pueden separar y “recircular” componentes reutilizables como las tierras raras, elementos químicos entre los que se incluye escandio, itrio, lantano o cerio, útiles para la fabricación de maquinaria electrónica.

“En Norteamérica no hay minas de tierras raras, entonces por eso estamos limitados en la producción de televisiones y de nuevos componentes electrónicos aquí en México y en Estados Unidos, también porque no tenemos aparentemente la materia prima, pero sí está en la basura”, defendió ayer en entrevista tras ofrecer una ponencia en el marco de la jornada Ciencia y Sustentabilidad celebrada en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

La llamada minería urbana busca así, mediante pasos menos contaminantes que la separación tradicional por fundición a gran escala o agua regia -solución altamente corrosiva-, “volver a comercializar” los materiales. Sin embargo, apuntó Lapidus, la ausencia de políticas públicas enfocadas al fomento del reciclaje dificulta esta labor.

“En realidad lo que debemos estar haciendo es separando la basura, especialmente componentes electrónicos como los focos ahorradores que son muy contaminantes”, llamó. “Todo eso debería llevarse a sitios o estar coleccionando de manera separada a la basura normal”.

La implementación de una estrategia clara de manejo de desechos frente al próximo apagón analógico, el cambio de señal de televisión analógica a digital, supondría incluso una oportunidad económica para el gobierno. Por ejemplo, señaló durante la conferencia, un kilogramo de cobre se paga en el mercado mexicano a 86 pesos, uno de níquel a 173 pesos y la misma cantidad de estaño a 255 pesos.

“Lo que necesitamos son iniciativas de parte de organismos que pueden implementar estos procesos”, exhortó Lapidus. “Realmente no hay una iniciativa, no hay estímulos para que la gente recicle”.

El Sol de Puebla

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.