México rebasará a Brasil en 2015 como el mayor consumidor de acero para productos terminados de América Latina, proyectó la Asociación Mundial del Acero.

En el 2015, México registrará un uso aparente de acero en productos terminados de 23.1 millones de toneladas, un alza de 2.6%; mientras que volumen correspondiente de Brasil será de 22.7 millones de toneladas, una baja de 7.8%, a tasas interanuales.

Con esa prospectiva, México se ubicaría en la novena posición y Brasil en la décima entre los mayores consumidores en esta clasificación de acero a nivel global.

Pero aunque el consumo de acero ha venido creciendo en México, el abastecimiento ha tenido una mayor alza en las importaciones frente a la producción local.

La producción de acero crudo de México creció 4.3% en el 2014, para llegar a 18 millones 995,000 toneladas; al mismo tiempo, la demanda aparente de acero creció 11.7%, a 22 millones 487,000 toneladas, según estadísticas de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero).

La Secretaría de Economía informó la semana pasada que ha diseñado un plan con la Canacero para atenuar los efectos en los productos “más sensibles” de la industria mexicana, de los que específicamente mencionó planchón, placa, lámina rolada en frío y lámina rolada en caliente.

El plan incluirá la implementación de medidas antidumping y anti-elusión, ratificación de cuotas vigentes e inicio de nuevas investigaciones por prácticas desleales.

“China bajó su ritmo de crecimiento y está tratando de poner los excedentes (de producción de acero) en los mercados internacionales”, dijo Ildefonso Guajardo, secretario de Economía. Desde diciembre del 2012, se han iniciado 16 investigaciones sobre productos del sector de industrias metálicas básicas y se han impuesto cuatro cuotas compensatorias definitivas.

Sanciones prospectivas

Hugo Perezcano, consultor de Iiuris, explicó que México, como la mayoría de países, tiene un sistema prospectivo en este ámbito, dado que lleva a cabo las investigaciones y si encuentra que hubo dumping saca una resolución e impone la cuota compensatoria de ese momento en adelante.

En cambio, Estados Unidos opera un sistema retroactivo, ya que si decide iniciar un caso lleva a cabo una investigación y, una vez que se determina que hubo dumping, las cuotas se aplican a las importaciones que hayan entrado a partir de que inició esa investigación. Perezcano agregó que el sistema prospectivo es más fácil de administrar en las aduanas, pero el sistema retroactivo es más exacto en el cálculo de los márgenes de dumping.

El acero es uno de los productos más protegidos a nivel mundial por dumping (precios por debajo de los costos de producción).

El Economista

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here