Inicio » Países y Regiones » México » Legisladores mexicanos planean tramitar nueva ley de aguas este año

Legisladores mexicanos planean tramitar nueva ley de aguas este año

aguaminas

A fin de abordar el uso inadecuado del agua en México, los legisladores presentarán al público en febrero una nueva ley general de agua que se despachará al Senado a fines de este año.

La nueva legislación podría cambiar la forma en que se otorgan las concesiones de agua, ya que los foros organizados por la comisión de agua del Senado para tratar la regulación determinaron que la ley debía resolver problemas relacionados con la transferencia de derechos.

Hugo Rojas Silva, director general de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento (ANEAS), dijo a BNamericas que, en este sentido, los sectores público y privado han mostrado un acuerdo casi total.

“Lo que se debería privilegiar es el intercambio de agua [entre operadores y empresas]”, señaló Rojas.

Por ejemplo, los agricultores podrían ceder las concesiones a los operadores y recibir agua tratada en su lugar.

“Es un ganar ganar, porque el agua tratada que nosotros entregamos a los agricultores tiene una productividad mayor para ellos y a nosotros tampoco nos sirve quedarnos con el agua tratada sin darle un uso productivo”, agregó el titular de ANEAS.

Ley de Agua

Los legisladores reformaron el artículo 4 de la Constitución en febrero de 2012 para establecer el acceso al agua potable y al saneamiento como un derecho humano.

El gobierno debería haber presentado una ley general de agua un año después, pero no lo ha hecho hasta ahora. Esto ha contribuido a un uso indebido y excesivo del agua por parte de empresas mineras, agrícolas, embotelladoras e inmobiliarias, entre otras industrias, que nada tienen que ver con la distribución de agua a la población.

“Tenemos un problema de supervisión, eso está claro”, advierte Rojas.

“A nosotros nos preocupa, por supuesto, en zonas o en cuencas donde ya no tenemos disponibilidad de fuentes de abastecimiento y que, por supuesto, alguien más las tiene. Esas personas que tienen la concesión por encima de las nuestras con volúmenes muchos más grandes que los nuestros, pues se deberían de revisar desde un punto de vista de cuencas”, manifestó.

Reporte

Las fallas de la legislación vigente sobre el agua se identificaron en un informe que la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) publicó el martes.

Según la organización, la ley actual permite a los municipios adjudicar contratos de agua sin verificación.

“Los resultados [de su investigación] muestran que hay empresas y personas que tienen a su disposición tanta agua que, con ella, sería posible atender a comunidades completas”, plantea MCCI.

Además, la autoridad de agua Conagua no puede mantener registros de los volúmenes que extraen los titulares de concesiones, aunque la ley les exige instalar medidores de agua.

Solo una de las 10 concesiones tiene un medidor de agua en funcionamiento, señaló la organización. La situación es especialmente grave en el estado de Nuevo León, donde los medidores de agua funcionan solo para 79 de 640 concesiones.

Otros problemas se relacionan con un cobro ineficiente de derechos y un vacío legal a través del cual los titulares pueden “transferir” sus contratos a terceros.

“Se supone que los usos del agua, en temas de prelación, primero tienen que ver con el uso público, urbano y doméstico. Entonces, una vez que se garantice que nosotros tenemos la disponibilidad para proveer los servicios adecuadamente, entonces habrá también disponibilidad para otras actividades económicas como el campo, la minería, la industria”, concluyó Rojas.

Bnamericas

Comentarios

comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top