Minería en línea
El portal de la Minería

Productor de litio baraja agilizar plan para duplicar volúmenes

0

Lithium Americas Corp. señaló que podría acelerar los planes para duplicar el tamaño de su proyecto minero en Argentina mientras los productores luchan por mantener el ritmo de la creciente demanda de materiales utilizados en baterías de vehículos eléctricos.

Lithium Americas está construyendo la mina Cauchari-Olaroz en la provincia argentina de Jujuy con su socio de riesgo compartido Jiangxi Ganfeng Lithium, que adquirió el 37.5% del proyecto en octubre.

Ambos propietarios podrían tomar una decisión sobre un aumento de capacidad antes de que la iniciativa comience a producir en la segunda mitad del 2020, comentó Gabriel Rubacha, presidente de operaciones en Sudamérica de Lithium Americas.

“La entrada de Ganfeng ha acelerado el desarrollo del proyecto y las conversaciones sobre posibles expansiones”, explicó Rubacha en una entrevista en Buenos Aires. “Seguimos convencidos de que el proyecto tiene un mayor potencial y la decisión de desarrollar la expansión se podría tomar más temprano que tarde”.

Si bien la producción y el consumo están equilibrados en el mercado de litio actualmente, se espera que la demanda del mineral clave para el funcionamiento de baterías recargables alcance 1 millón de toneladas para el 2025 frente a las 300,000 toneladas actuales, según productores como Albemarle.

Al mismo tiempo, los productores establecidos han enfrentado reveses que van desde fallas técnicas hasta fenómenos de mal tiempo mientras se apresuran a expandir operaciones existentes.

Mercado ajustado

El proyecto de US$ 425 millones de Lithium Americas podría solucionar parte del problema. Se espera que la iniciativa de litio greenfield más avanzada en Argentina genere una capacidad de producción de 25,000 toneladas anuales a partir de la segunda mitad del 2020.

Una segunda fase podría elevar la capacidad a 50.000 toneladas al año, detalló Rubacha. En el 2017, SQM indicó que la expansión demandaría una inversión cercana a US$ 250 millones, pero Rubacha declinó ofrecer una estimación, aunque precisó que sería sustancialmente inferior a los US$ 400 millones.

“Estamos considerando muy seriamente las opciones que hay con la expansión”, dijo. “Creemos en la tendencia de la demanda y tenemos un costo operativo que hace que sea interesante para nosotros estar en este mercado, a pesar de las fluctuaciones”.

Los precios del carbonato de litio producido en Sudamérica han caído un 17%, a su nivel más bajo en 18 meses tras alcanzar un récord de US$ 15,750 por tonelada en mayo del año pasado, según Benchmark Mineral Intelligence, aunque así y todo duplica con creces la cifra de fines del 2015.

Aún así, la volatilidad del mercado ha mermado la capacidad de las mineras júnior para encontrar financiamiento para sus proyectos, aseguró Mariano Lamothe, subsecretario de Desarrollo Minero argentino, en una entrevista en Buenos Aires. “Pero lo que es más importante”, expresó, “la tecnología está madurando y los grandes actores están empezando a entrar”.

El gigante surcoreano Posco compró una participación en un proyecto de litio en el salar del Hombre Muerto en agosto del año pasado, mientras que el productor de crudo argentino Pluspetrol invertirá US$ 7 millones en una iniciativa en el Salar de Arizaro a través de una empresa conjunta con la canadiense LSC Lithium.

Bloomberg

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.