Glencore apunta a consolidar su posición como el segundo mayor operador de crudo del mundo mientras intenta compensar la baja volatilidad y los ajustados márgenes con volúmenes récord este año, dijo a Reuters su jefe global de petróleo, Alex Beard.

El grupo minero y operador de materias primas que cotiza en Londres intercambiará alrededor de 6 millones de barriles por día (bpd) de crudo y productos refinados en 2017, un 25% más que el año pasado.

La estadística representa alrededor de un 6% de la oferta mundial y sólo Vitol comercializa más petróleo, unos 7 millones de bpd. La mayoría de los operadores se están viendo obligados a aumentar sus volúmenes para proteger las ganancias, en un ambiente de baja volatilidad.

“Nosotros no fijamos metas en términos de volúmenes”, dijo Beard durante el Reuters Summit Global de materias primas.

“Nuestro objetivo final es hacer más dinero y si se puede hacer con márgenes más pequeños y mayores volúmenes o menores volúmenes y márgenes más amplios nos es indiferente”, agregó.

Beard sostuvo que las condiciones de transacción se habían complicado este año debido a la baja volatilidad del precio del petróleo y una reversión en la curva de la cotización del crudo, que han desalentado el almacenamiento. “Los márgenes son ajustados”, señaló.

El ejecutivo de Glencore agregó que el “2018 luce bien para el crecimiento de la demanda. En términos de estructura (…) nos gustaría ver una mayor prima de aplazamiento”, añadió.

La prima de aplazamiento o “backwardation” describe la situación en el mercado en la que es más atractivo vender el petróleo inmediatamente en lugar de almacenarlo para su venta posterior. Es considerado un indicador de cuán ajustado está un mercado, contrario a la situación de “contango”, en la que es más rentable acumular crudo para venderlo a futuro.

El mercado ha estado en una estructura de backwardation desde comienzos de septiembre, luego de un contango relativamente persistente desde 2014, tras el desplome de los precios desde máximos históricos.

Beard dijo que espera que los precios del crudo se mantengan dentro de un rango cercano a los niveles actuales, en un contexto en que los productores de la OPEP recortan el bombeo para reducir el exceso mundial de suministro y la recuperación de los precios alienta a una mayor producción estadounidense.

“Es una ecuación extremadamente compleja y hacia fin de este año tenderemos hacia los 60 dólares por barril”, declaró el ejecutivo.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here