Los inversores han vuelto a buscar refugio en el oro con las noticias del ataque de EEUU en Siria.

La cotización del oro había reforzado sus subidas en las últimas semanas apoyado en los mensajes menos agresivos lanzados desde la Reserva Federal de EEUU. Las expectativas de un ritmo de ajuste en los tipos de interés más moderado de lo esperado han activado además el freno en el dólar.

En la jornada de hoy los inversores han encontrado un estímulo adicional para reforzar la toma de posiciones en el oro. El ataque de EEUU en Siria provoca un resurgir de las tensiones geopolíticas, y aviva las discrepancias entre los Gobiernos de Washington y Moscú.

Las subidas adicionales que se ha anotado el precio del oro, superiores al punto porcentual, han deparado máximos intradía de 1.269 dólares la onza. El metal precioso no alcanzaba este nivel desde el pasado 10 de noviembre, dos días después la celebración de las elecciones que dieron el triunfo a Donald Trump. Finalmente, la onza de oro al contado ha cerrado este viernes en el mercado de Londres en 1.266,45 dólares, un 1,1% más. Además, ha cerrado su cuarta semana consecutiva de subidas.

Las firmas de inversión ponen en duda la continuidad de estas subidas. Los analistas de Julius Baer recuerdan en una nota realizada a raíz de los ataques en Siria que “históricamente este tipo de conflictos geopolíticos tienen un impacto a corto plazo, y no a medio o largo plazo sobre los precios” del oro.

Los propios analistas de Juius Baer añaden no obstante que dado el contexto actual, “el riesgo de un descenso significativo en los precios del oro debido a un resurgir de las ventas por parte de los inversores es limitado”.

Al margen del rebrote de las tensiones geopolíticas, las referencias macro y monetarias continuarán siendo claves en la evolución del oro. La posibilidad, aflorada esta semana con la publicación de las actas de la última reunión, de que la Fed comience este mismo año a reducir su balance ha aumentado las dudas sobre el ritmo de la subidas en los tipos de interés.

El cambio de trimestre ha coincidido con un giro más defensivo en los mercados, después del rally acumulado en los tres primeros meses del año. En las últimas semanas varias firmas de inversión han advertido además del poco recorrido que tendría Wall Street después de la escalada que ha protagonizado desde el triunfo de Donald Trump en las elecciones del 9 de noviembre.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here