Dada su riqueza geológica y cultural, México tiene una gran oportunidad para establecer geoparques que impulsen un desarrollo económico sostenible, aseguró la directora del Instituto de Geología de la UNAM, Elena Centeno García.

Al anunciar el quinto Encuentro con la Tierra, que tendrá lugar el domingo 2 de abril en la Alameda Santa María la Ribera, reveló que por ello en breve el país podría contar con sus primeros dos geoparques.

En conferencia de prensa, explicó que ello se debe a que ya se preaprobaron los proyectos de geoparques de la comarca Minera, en Hidalgo, y el de la Mixteca Alta, en Santo Domingo Yanhuitlán, Oaxaca.

La académica destacó las bondades que ofrecen este tipo de parques, luego de que la misma Unesco instituyó el Programa de Geoparques Mundiales, en la búsqueda de un modelo de conservación del patrimonio geológico y de desarrollo comunitario por medio del turismo.

En ese sentido, explicó que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se ha abocado a estudiar y aportar las investigaciones necesarias para ayudar a identificar qué áreas de México podrían convertirse en uno de estos sitios.

Para poder declarar un área como geoparque, dijo, se tiene que contar con un acervo geológico importante, que se tengan investigaciones geológicas y científicas del lugar, y con publicaciones que avalen los procesos geológicos.

Finalmente debe existir una organización social en donde se demuestre que tanto autoridades como sociedad local tengan un interés en que haya un desarrollo económico sostenible y turístico y que cuente además con una gran riqueza cultural.

Tal es caso de los dos geoparques preaprobados, de los que en el de la Comarca Minera, en Hidalgo, participan los municipios de Atotonilco el Grande, Epazoyucan, Huasca de Ocampo, Mineral del Chico, Mineral de la Reforma, Mineral del Monte, Omitlán de Juárez, Pachuca de Soto y Singuilucan.

Dichos municipios están articulados por una red de 31 lugares que fueron seleccionados porque expresan la historia geológica del territorio y revelan su relación con la cultura y la creación de espacios históricos.

A partir de dichos espacios, el geoparque tiene por objeto ayudar al soporte sustentable de las comunidades que participan en él mediante el turismo ecológico, con el cual se difunde cultura y ciencia del lugar.

En cuanto al Geoparque Mixteca Alta, cuenta con la participación de autoridades municipales, educativas y de la población local con el fin de desarrollar un esquema de aprovechamiento sustentable de los recursos.

Explicó que dicho proyecto fue gestado por el Instituto de Geología de la UNAM y el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), enfocado en la promoción del geoturismo.

Mexico, expuso, cuenta además con muchas otras áreas ricas en geología y que bien pudieran ser declaradas geoparques, como en los alrededores de la Ciudad de México el Parque Iztaccíhuatl-Popocatépetl, el Ajusco, la Sierra de Santa Catarina y la region montañosa de alrededor.

Dichas áreas cuentan con una riqueza geológica y cultural que bien podrían traducirse en una oportunidad de desarrollo turístico y cultural, y a su vez que atraería los recursos económicos que tanto requiere el país para su desarrollo.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here