México.- El 39,5% de las asignaciones fueron para empresas asiáticas, 35,5% quedaron en manos de europeas y el 25% restante se adjudicaron a empresas de Norteamérica, incluidas dos empresas mexicanas.

Los que más licitaciones obtuvieron fueron China Offshore y el consorcio de Statoil, BP y Total (Noruega, Reino Unido y Francia), ambos con dos campos. La francesa Total obtuvo una tercera asignación aliada con la estadounidense Exxon Mobil.

La primera en atacar fue China Offshore, que ofreció 17,01% de regalías a México, mientras que su segunda gran oferta fue de 15,01%, con lo que demostró su interés frente al resto de los ofertantes, que no rebasaban 10%.

Los malayos sorprendieron, pues en una alianza con la mexicana Sierra ofertaron 22,99% de regalías. En otra sociedad con Sierra, Murphy (Estados Unidos) y Ophir (Reino Unido), ganaron con 26,91%.

También se selló la primera alianza “farm out” que la estatal Petróleos Mexicanos tendrá en sus 78 años de historia, luego de que la minera australiana BHP Billiton ganara la adjudicación que le da 60% de la producción Trión, la joya de los yacimientos licitados.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, celebró el resultado, que representará inversiones por 11.000 millones de dólares, lo que es presentado como resultado de su reforma energética de 2013.

Histórica licitación

Trión -de 1.285 kilómetros cuadrados en el Golfo de México- tiene reservas totales 3P (probadas, probables y posibles) de unos 485 millones de barriles de crudo. Se estima que la producción arranque en 2023.

BHP Billiton ofertó una regalía adicional de 4% por encima de la regalía base, de 7,5%, y ofreció un pago de 624 millones de dólares.

En la subasta de este bloque la participación de empresas fue “menor de que la que se esperaba”, quizá porque la industria se desincentivó debido a los términos del contrato de operación compartida, dijo a la AFP Jorge Sandoval, experto en petróleo y asociado de la firma de abogados Goodrich Riquelme, que asesoró a licitantes.

Además de Trión, en esta primera licitación en aguas profundas se subastaron otros 10 bloques, distribuidos en dos partes del Golfo de México: una en la zona limítrofe con Estados Unidos y la segunda al sur, en las costas de Veracruz, Campeche y Tabasco. En total tienen casi 10.900 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en recursos prospectivos.

“Estamos hablando de una sexta parte en recursos prospectivos de toda la producción que ha tenido petróleos mexicanos desde su creación”, dijo a la AFP Héctor Acosta Félix, de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Tiempos difíciles

“Una licitación mejor que esta, imposible”, dijo el ministro mexicano de Energía, Pedro Joaquín, quien días atrás estimaba que si colocaban cuatro de los diez bloques sería un éxito, y al final sumaron ocho.

En un contexto marcado por la alta volatilidad del precio del petróleo, México espera ganar con estas licitaciones “41.000 millones de dólares y 450.000 empleos directos e indirectos”, aseguró Joaquín.

Los resultados de las anteriores licitaciones no habían dejado del todo satisfecho al gobierno mexicano, que presenta la apertura del sector energético como uno de los motores para el desarrollo económico.

Además, Pemex -que aporta alrededor de 20% de los ingresos públicos- vive una crisis de producción agravada por la caída de los precios internacionales del petroleo.

En febrero, la empresa anunció un recorte presupuestal de 5.500 millones de dólares y en abril tuvo que recibir una inyección del gobierno por 4.200 millones de dólares.

En 2015, la petrolera reportó pérdidas de 521.600 millones de pesos (unos 30.315 millones de dólares), casi dos veces mayor a los 265.500 millones de pesos del año anterior.

La economía mexicana se resintió tras la elección a la presidencia de Estados Unidos del republicano Donald Trump, quien con sus amenazas proteccionistas ha afectado al peso y a la bolsa de México.

Firmas asiáticas avasallan en licitaciones petroleras del Golfo de México

Empresas asiáticas se adjudicaron cuatro de 11 yacimientos petroleros en aguas profundas del Golfo de México y la australiana BHP Billiton ganó “la joya de la corona” junto con Pemex, en una subasta clave para la estatal mexicana, que se encuentra en una situación crítica.

“Una licitación mejor que ésta, imposible”. dijo al finalizar las subastas en la Ciudad de México el secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell.

Durante la jornada, las licitaciones por dos de los campos se declararon desiertas.

Coldwell destacó que con las licitaciones hechas, en medio de una incertidumbre financiera internacional, la alta volatilidad de precio del petróleo, podrán generar “41.000 millones de dólares y 450.000 mil empleos directos e indirectos”.

Las firmas asiáticas ganadoras fueron China Offshore y la malaya Calgari quienes se llevaron 39,5% de las asignaciones mientras que 35,5% quedaron en manos de europeas y 25% permanecieron en América del Norte incluyendo dos empresas mexicanas.

Los participantes que más licitaciones obtuvieron fueron China Offshore y el consorcio conformado por Statoil, BP y Total (Noruega, Gran Bretaña y Francia) ambos con dos campos asignados, sin embargo la francesa Total obtuvo tres asignaciones en dos consorcios, dado que además de la mencionada obtuvo una tercera en alianza con Exxon Mobil de Estados Unidos.

Las propuestas más altas fueron las de los consorcios que involucraban a la empresa malasia Calgari y a la mexicana Sierra que juntas consiguieron un campo al ofertar al Estado mexicano 22,99% de las regalías obtenidas y en un segundo consorcio en alianza con Murphy (EEUU), y Ophir (Reino Unido) avasallaron a sus competidores al ofertar 26,91%, lo que generó un grito de sorpresa de los asistentes a la subasta.

Por su parte el ministro de Energía mexicano destacó que el exmonopolio estatal Pemex por primera vez en su historia no obtuvo una asignación directa: “hoy por primera vez Pemex ganó por la vía de la licitación” al aliarse con Chevron (EEUU) e Inpex (Japón).

Por su parte la minera australiana BHP Billiton se convirtió en el primer socio de la estatal Pemex al ganar un codiciado yacimiento en el Golfo de México, considerado como “la joya de la corona”, el campo llamado Trión, el cual se espera que inicie operaciones en 2023.

“Estamos hablando de una sexta parte en recursos prospectivos de toda la producción que ha tenido petróleos mexicanos desde su creación”, que hasta ahora ascienden a unos 57.800 millones de barriles de crudo equivalente, dijo a la AFP Héctor Acosta Félix, comisionado de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

AFP

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here