Chile.- Noviembre fue muy positivo para el cobre. Cuando parecía que el metal continuaría en la senda de volatilidad que arrastraba duramte 2016 y en valores levemente por sobre los US$ 2 la libra, la elección de Donald Trump en Estados Unidos y las mejores expectativas acerca de una recuperación de las tasas de crecimiento de China, impulsaron decididamente el valor de la materia prima, que cerró el mes en US$ 2,603 la libra, acumulando un alza de 18,5% respecto de octubre.

Esta alza del cobre, que en el mes en curso mantiene su tendencia al alza (ver secundaria), no sólo tiene un impacto positivo en las arcas fiscales vía Codelco y en los márgenes de la minería privada, sino que afecta directamente la estructura de costos del sector.

Así lo revelan los datos del observatorio de costos de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco). Tomando el valor promedio del metal en noviembre -US$ 2,469 la libra-, las 19 principales faenas del país están operando actualmente con costos directos de producción (C1) por debajo del precio.

Ello contrasta con lo observado a comienzos de año. Por ejemplo, entre el 11 y el 15 de enero, cuando el metal se ubicó por debajo de los US$ 2 la libra, cinco operaciones, equivalentes al 7% de la producción nacional, estaban con sus costos C1 por encima del valor del metal, es decir, con pérdidas.

“Un alza en el precio del cobre implica mejorar los beneficios de las compañías en el corto plazo”, explicó Sergio Hernández, vicepresidente ejecutivo de Cochilco. Agregó que lo relevante es determinar si este precio se consolidará durante los próximos meses o simplemente se trata de un ciclo de corto plazo, influenciado por factores especulativos, como el posible aumento en la demanda producto de los planes de infraestructura anunciados por el mandatario electo de EE.UU.

Recuperación

Sin embargo, el efecto del alza del precio del cobre en noviembre se refleja con mayor fuerza en el caso del costo neto a cátodo, o C3. En el momento más crítico del metal, 12 de las 19 faenas que considera Cochilco en su análisis operaba con el costo C3 por sobre el precio del cobre, lo que representó alrededor del 36% de la producción nacional de cobre.

A la fecha, y considerando el alza de noviembre, sólo dos faenas de las 19 que analiza la Comisión están con con sus costos C3 por sobre el precios, es decir, apenas el 2,5% de la producción nacional de cobre.

“A la luz de los acontecimientos, Cochilco está revisando las proyecciones (de precio) de corto plazo”, dijo Hernández. Sin embargo, agregó que habrá que esperar otros factores para afinar una estimación de precio para 2017, como la publicación de nuevos datos de China y Estados Unidos, y una eventual alza de tasas de interés en diciembre por parte de la Fed, entre otros.

Para Gustavo Lagos, académico de la PUC, que el precio del metal rojo suba no sólo impacta en los buenos resultados de las mineras. “Por cada centavo que aumenta el precio del cobre por sobre US$ 2,50 la libra, el Estado capta US$ 60 millones, sumando los impuestos de privados más los excedentes de Codelco”, subraya.

Agregó que el buen momento de las faenas dependerá de cómo se mueva el precio del cobre, lo que a su juicio depende principalmente de China. “La mayor expectativa de crecimiento de China es lo más importante”, dijo.

Dentro de las 19 faenas que analiza constantemente el observatorio de costos de Cochilco se encuentran seis divisiones de Codelco (Chuquicamata, Salvador, El Teniente, Radomiro Tomic, Ministro Hales y Andina); tres de BHP Billiton (Escondida, Spence y Cerro Colorado); dos donde tiene participación Anglo American (Collahuasi, Anglo American Sur), y tres donde participa Antofagasta Minerals (Los Pelambres, Centinela y Zaldívar), entre otras.

imagen-lt-cobre-costos-codelco-oct-2016-840x1025

La Tercera

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here