Los precios del cobre se estabilizaban el miércoles, aunque permanecían presionados por los temores acerca de un exceso de suministros en el mercado y porque los fondos reducían sus tenencias del metal ante la expectativa de un aumento de los precios en los próximos días.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cotizaba con un alza de 0.5% a US$ 5,530 la tonelada a las 1330 GMT. La cifra se compara con el mínimo de cuatro semanas de US$ 5,459 registrado el lunes.

Las expectativas de un crecimiento económico más robusto en Estados Unidos y de un aumento de la demanda han ayudado al cobre a ganar más de 20% desde octubre.

Buena parte de ese ascenso se produjo por compras de fondos que se mostraron entusiasmados por los pronósticos para el metal básico, pero la tendencia se ha estancado en los últimos días.

Este factor se sumó a las estimaciones de un superávit el próximo año que podrían provocar más caídas del cobre, de acuerdo a analistas y operadores.

“El cobre podría seguir bajando el próximo año. No debería caer bajo los US$ 4,500. El piso debería ser entre 4,500 y 5,000 dólares (por tonelada)”, dijo Sergey Raevskiy, analista de la firma SP Angel.

La clave para la demanda y los precios de cobre es China, que representa casi la mitad del consumo mundial del metal estimado en cerca de 22 millones de toneladas para este año. Las compras chinas han sido más elevadas de lo esperado en el 2016 debido a los estímulos del Gobierno, aunque analistas dicen que los volúmenes podrían caer por la cautela de los inversores.

Entre otros metales básicos, el aluminio subía 0.1% a 1,723 dólares por tonelada; mientras que el zinc perdía 0.5% a 2,624 dólares; el plomo bajaba 0.4% a 2,187 dólares; el estaño ganaba 0.05% a 20,930 dólares y el níquel cedía 0.3% a 10,890 dólares por tonelada.

Reuters

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here