El cobre se encaminaba a cerrar la semana en alza el viernes, luego de que datos sólidos de China brindaron más muestras de que la segunda economía más grande del mundo está en recuperación, aunque algunas medidas de las autoridades del gigante asiático para frenar la especulación generaban cautela.

  • Los precios al productor en China, el principal consumidor de metales del mundo, subieron en noviembre a su ritmo más acelerado en más de cinco años, dado que los precios del carbón, el acero y otros materiales ligados a la construcción treparon, lo que alentó las ganancias industriales.
  • El avance más fuerte de lo esperado en los precios -del 3.3%-, junto con mediciones fabriles optimistas en China, Estados Unidos y Europa, se sumó a la perspectiva de que la economía global estaría reflotando lentamente gracias a un repunte en la actividad industrial.
  • “Los metales se han movido a un rango de operaciones mayor y probablemente permanecerán allí, aunque el cobre en particular se ha excedido. Las cosas han mejorado pero no creo que hayan mejorado tanto como para llegar a US$ 6.000 la tonelada”, dijo el analista de Citi David Wilson.
  • “Creo que vamos a ver cierto retroceso hacia fin de año o comienzo del próximo año ante el intento de las autoridades chinas por detener la especulación minorista en las materias primas”, agregó.
  • El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subía un 0,8%, a US$ 5.829,50 la tonelada, a las 1206 GMT. El metal rojo se encamina a registrar un alza del 1.2% esta semana.
  • Por otra parte, las importaciones chinas crecieron a su mayor ritmo en más de dos años en noviembre, alentadas por su fuerte apetito por las materias primas, mientras que las exportaciones inesperadamente también subieron.
  • Entre otros metales, el zinc subía alrededor de un 1.4%, el níquel escalaba un 2.5%, y el aluminio tocó un máximo semanal de US$ 1.746.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here