El acero chino fue sometido a más investigaciones de remedio comercial durante los primeros meses de 2016 que en el año anterior, indicó hoy un vocero.

Dieciséis países y regiones iniciaron 41 investigaciones contra productos de acero importados desde China, un incremento interanual de 24 por ciento, en las que participaron productos con valor de 6.800 millones de dólares, dijo Shen Danyang, vocero del Ministerio de Comercio de China.

“Los miembros de la Organización Mundial de Comercio tienen el derecho de iniciar tales investigaciones, pero deben observar estrictamente las reglas relacionadas y deben garantizar plenamente los derechos e intereses legales de las compañías chinas”, indicó Shen.

Dado el exceso de capacidad mundial en acero, muchos países han recurrido al proteccionismo y han responsabilizado al acero chino de sus problemas económicos nacionales, en lugar de llevar a cabo reformas.

“El mundo debe trabajar junto para enfrentar el problema, en lugar de atacar a China”, dijo Shen.

China ha avanzado con firmeza en la reducción de su propia producción de acero. La industria redujo 45 millones de toneladas en capacidad en el período enero-noviembre antes de lo previsto y los reguladores han clausurado proyectos ilegales y han garantizado que no habrá nuevas fundiciones de acero ilegales.

Xinhua

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here