Perú.- Para poder aumentar la exportación de minerales finos (con valor agregado) en lugar de concentrados – como ha propuesto el presidente PPK – la principal competencia vendrá de China. “Es un tema de escala”, comentó Carlos Rojas, CEO de Andino Asset Management.

“Es factible, pero sólo si tenemos suficiente volumen de minerales procesados como para competir con la oferta internacional de China”, indicó Carlos Rojas ayer jueves a Gestión tras el foro Investing in the Mining Sector, organizado por CFA Society Perú.

“Pero para tener ese volumen de exportación tenemos que tener la infraestructura de refinación”, dijo Luis Vicente, analista de inversiones de Kallpa SAB. “Más que volumen, es una inversión fuerte. [Se debe] atraer inversión en refinerías, porque no tenemos las plantas de refinado del metal”, añadió.

“[Una refinería en Perú] sería un cliente más”, señala Sebastián Cruz, analista de inversiones de Kallpa SAB. “Habría que ver qué capacidad tiene esta planta de refinado y cuánto del mercado peruano abastecería esta nueva planta”, añadió al ser consultado por Gestión.

Escollo chino

Las plantas refinadoras de China operan a la mitad de su capacidad instalada. Este sería el escollo a vencer. De cara a un inversionista, este busca eficiencia y rentabilidad, por lo que se le debe demostrar volúmenes de producción rentables.

Hasta agosto de este año, la producción de cobre y plata se incrementó 32.2% y 8% respectivamente, mientras que la producción de oro y zinc cayó 3.3% y 5.8%, respectivamente, según datos del Minem.

Del total del valor de exportaciones mineras, los concentrados representan el 85% y los metales procesados el 15%, aproximadamente. Lo que propone PPK – que incrementaría en 25% el valor de las exportaciones mineras – es revertir estos números, lo que para Carlos Rojas sería un deal breaker.

“Yo creo que es posible pero tendríamos que concentrar toda la producción de Perú. O sea tendrías que llevarla 100% u 80% a capacidad, para que sea mucho más eficiente que las que están en China y que sea más rentable”, dijo Rojas, de Andino Asset Management.

Licitar o invertir

Para Cruz, de Kallpa SAB, las empresas no tienen incentivos para invertir en una refinería, lo que sería un negocio nuevo. “Son empresas bastante eficientes, no veo por qué tendrían que invertir en refinerías. Tendrían que buscar a otras empresas, una extranjera. Pero por parte de las empresa peruanas no veo mayor incentivo [para invertir en refinar]”, dijo.

Compañías como Southern y Cerro Verde exportan concentrados con márgenes de utilidad operativa de 45% y 50%, respectivamente. “Lo cual es bastante alto. ¿Tendrían mayores incentivos para construir refinerías?”, señaló Cruz.

Por otro lado, la Sociedad Nacional de Ingenieros ha propuesto una licitación internacional de cinco refinerías de cobre. Gustavo Saavedra, presidente de ese gremio, criticó la detención de refinerías de Chimbote y La Oroya.

“Países como Alemania y Japón no producen ni un gramo de cobre pero tienen refinerías, mientras que en el Perú se está buscando que se cierren refinerías”, dijo el ingeniero Saavedra en un comunicado.

“Es una inversión bien grande y hoy día existe oferta, es decir existen plantas que no están utilizadas en China”, añadió Rojas. Según ha dicho el ex ministro de Energía y Minas Carlos Herrera Descalzi, la inversión para que empresas instalen sus plantas refinadoras en Perú podría costar hasta US$ 5,000 millones.

Los volúmenes de estos minerales se verían incrementados por los proyectos en cartera más importantes. Estos son Marcobre, Minsur, Michiquillay, Galeno, La Granja y Cotabambas, que tienen reservas por hasta 300 mil toneladas métricas. Todavía las empresas operadoras están con problemas financieros y de deuda, señaló Cruz, de Kallpa SAB.

 

Gestión

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here