Chile.- En el marco del seminario “Aporte de la Minería al Desarrollo de Chile”, actividad que fue organizada por el Ministerio de Minería y el Instituto de Ingenieros de Minas de Chile (IIMCh), Diego Hernández, vicepresidente de SONAMI, realizó un análisis sobre el presente y futuro de la actividad minera del país. Mencionó que si bien, en los últimos diez años, la producción no ha crecido, al ritmo observado en la década de los 90, se ha mantenido estable con un crecimiento promedio anual de 0,6%.

“Desde los 90 hasta el 2004, la producción minera, con una inversión cercana a los US$40.000 millones, creció un 9,2% al año en forma continua. Entonces, desde el 18% del mercado mundial que teníamos, logramos llegar al 37%. Hoy estamos cerca del 30%” precisó el ejecutivo y destacó que “vamos a mantener esta posición por bastantes años más”.

Sin embargo, en el futuro, indicó Diego Hernández, “creemos que la producción tiene espacio para seguir aumentando si es que se hacen las inversiones necesarias en el momento oportuno.

Uno de los principales problemas que posee la actividad minera, sostuvo Diego Hernández, es la disminución de las leyes y la madurez de los yacimientos explotados. “En cuanto a los costos, los hemos ido aumentando por la baja de las leyes, pero también por estar en un período de buenos precios, donde el foco fue la producción y no el margen operacional”.

Debido a lo anterior, el vicepresidente de la Sociedad Nacional de Minería indicó que en los últimos dos años las compañías se han preocupado de proteger su “margen operacional”. “El precio promedio en lo que va corrido de este año es de US$2,14 por libra y nuestros costos son un poco más bajos US$1,41 por libra. Si bien se han disminuido los costos, vemos también que nuestro margen se ha reducido a 60 c/lb o 70 c/lb, lo que por cierto no es suficiente para cubrir la amortización, depreciación, gastos financieros y dividendos”.

Hernández explicó que la recaudación de la minería bajó en forma drástica durante este año, porque las empresas no están teniendo utilidades. “La industria ha reaccionado y está protegiendo sus márgenes. Sin embargo, no se esperan inversiones relevantes en el corto plazo de las grandes empresas mineras de cobre ni de otros commodities”.

En relación a la demanda anual del cobre, el ejecutivo indicó que se mantuvo, por un tiempo bastante largo, con tasas de crecimiento anual de 3%, sin embargo, “hoy se espera que el consumo crezca alrededor del 1,5 al 2% al año”.

Diego Hernández comentó que una de las medidas que han implementado las compañías para proteger su margen operacional es la disciplina en el uso de capital porque debido a “las grandes utilidades que tuvieron las empresas se hicieron varias inversiones- y algunas de ellas- hoy tienen una rentabilidad bastante mediocre, en especial aquellas que se hicieron al final del ciclo pasado”.

El ejecutivo agregó que en la actualidad las empresas mineras están mostrando al mercado que tienen una mayor disciplina en el uso de capital, lo cual ha generado moderación en los agentes económicos respecto de un explosivo crecimiento de la industria minera en el corto plazo, pues las compañías mineras hoy están centradas en el control de los costos y en la defensa de los márgenes.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here