Chile.- El deterioro general de la economía local y, en especial, del movimiento de carga relacionado con la minería y el retail , están afectando fuertemente la demanda de camiones nuevos. Este año se comercializarían cerca de 12 mil unidades -estiman en el rubro-, la menor cifra desde 2009, cuando se colocaron 8.223 vehículos pesados, en un contexto donde en Chile se sentían los efectos de la crisis financiera global.

En el sector precisan, de todos modos, que en esa ocasión la merma en las ventas obedecía a la mayor incertidumbre proveniente del exterior, a diferencia de hoy.

En el primer semestre de 2016, se comercializaron 5.505 unidades, una baja de 5,1% respecto de igual lapso de 2015.

Roberto Beckdorf, gerente de la división Camiones Kaufmann -representante de Mercedes Benz, Freightliner y Fuso-, comentó que las ventas de camiones marcan la tendencia de la economía y “esta pasa por un momento complejo, porque la gente está viendo los proyectos de largo plazo con detención y los inversionistas no apuestan por Chile como un país atractivo”. Esto, especialmente en minería, “donde hay otras naciones que se ven mucho mejor”.

Beckdorf señaló que los transportistas que trabajan vinculados al rubro minero, en movimiento de insumos y exportaciones, registran disminuciones de 30% en la demanda de fletes actualmente.

El director general de Scania Chile, Sebastián Figueroa, coincidió en que la principal caída del sector está relacionada con la minería, “tanto en ventas como en el área servicios, lo que es grave, porque se trata de unidades detenidas, sin reemplazo de repuestos ni asistencia a talleres”.

Tanto en Scania como en Kaufmann señalaron que las firmas transportistas de la minería se han visto obligadas a reducir costos operativos para poder responder a contratos más ajustados y uno de los ítems que han castigado es la renovación de flotas de camiones.

Sebastián Figueroa advirtió que la extensión de la vida útil de los vehículos puede ser peligrosa para las operaciones, pero sostuvo que ese riesgo se puede mitigar cuando existen contratos de mantención con las marcas abastecedoras de camiones o el mandante chequea que las reparaciones ocurran a tiempo.

Roberto Beckdorf también advirtió que existe una merma en la demanda de camiones en el retail . “Las empresas de consumo están teniendo una baja tremenda, pues la gente cambia las características de consumo, por la situación económica, y prescinde de algunos productos”.

Figueroa, en tanto, afirmó que en el retail sí se están viendo renovaciones de flotas, mientras que los sectores salmonero y forestal “han andado bien”. De todos modos, Beckdorf indicó que las licitaciones del área forestal son “de volúmenes pequeños”.

Las empresas anticipan que es muy difícil que el mercado regrese en el corto plazo a las 18 mil unidades vendidas que se vieron en 2011 y 2012, en especial, por la falta de confianza de las personas en la economía y el deterioro minero.

Tanto Scania como Kaufmann proyectaron en torno a 12 mil unidades nuevas vendidas (6% menos que en 2015) para este año en la industria y una cantidad semejante para 2017.

Roberto Beckdorf comentó que el segmento de camiones pesados -de mayor tamaño y capacidad de carga- es el que se está viendo más afectado por la menor demanda. “Para 2017 vemos la misma situación que este año y muy lejos del peak de 18 mil unidades”. El ejecutivo recordó que en 2009, el sector cayó por la crisis financiera mundial, “pero esa vez la baja fue más por razones externas que internas”.

El director general de Scania Chile manifestó que “estamos buscando segmentos activos, pero deseamos que regrese la minería para el crecimiento de Chile. Esto podría mejorar en 2018”.

Índice clave

Estas ventas son un indicador clave que siguen analistas y empresarios para anticipar escenarios económicos.

El Mercurio

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here