Las ventas de bonos de alto rendimiento por parte de emisores corporativos de América Latina estuvo impulsada por una colocación de deuda de seis mil 800 millones de dólares por parte de Petróleo Brasileiro (Petrobras), de acuerdo con Moody’s Investors Service.

La agencia evaluadora señala que las empresas con calificaciones de grado especulativo emitieron bonos por un total de 11 mil 200 millones de dólares durante los primeros seis meses del año, con lo que se superó el total de 10 mil 300 millones para el mismo periodo en 2015.

Sin embargo, precisa, al excluir la venta de los bonos de Petrobras, las emisiones se hubieran ubicado en el nivel más bajo de los últimos cinco años, de cuatro mil 400 millones de dólares.

La directora ejecutiva del Grupo de Finanzas Corporativas de Moody’s, Marianna Waltz, dijo que las emisiones de deuda probablemente serán escasas en el futuro, ya que los corporativos deben lidiar con los bajos precios de las materias primas y el moderado crecimiento en la región, que se acentúa por la recesión económica y la incertidumbre política en Brasil.

“A pesar de que la actividad reciente de administración de pasivos de las compañías disminuyó el riesgo de refinanciación, la aversión al riesgo hacia los mercados emergentes, y a América Latina en particular, continuará limitando a los emisores de grado especulativo que pretenden acceder a los mercados de capitales”, señala Waltz.

Moody’s considera que en Brasil será un desafío sostener el nivel de liquidez para los emisores hasta 2017, con la perspectiva de deterioro económico que conducirá a un aumento del riesgo de financiación.

El monto de deuda con vencimiento en los próximos 12 a 18 meses se ha incrementado más rápidamente que el efectivo disponible para cubrirla, mientras que la debilitada economía del país ha provocado que los bancos adopten una postura más prudente en relación con los préstamos.

En México, continúa, los actuales desafíos económicos del país también representarán riesgos para la liquidez corporativa, con oportunidades de inversión limitadas dado el entorno incierto, un tipo de cambio volátil, los bajos precios de las materias primas y una economía global débil.

La calificadora internacional menciona que los pagos atrasados y los canjes de deuda con problemas de pago han afectado a los emisores corporativos de alto rendimiento de América Latina.

En el segundo trimestre del año, seis compañías calificadas con emisiones de alto rendimiento en una serie de sectores que incluyen telecomunicaciones, construcción, aerolíneas, transporte, agricultura y acero, incumplieron o renegociaron sus deudas bajo condiciones desfavorables para los tenedores, lo cual constituye un default según las definiciones de Moody’s.

El universo de emisores de alto rendimiento de Moody’s incluye 114 compañías en América Latina y representa 80 por ciento de empresas no financieras calificadas en la región. Dentro del grupo de grado especulativo, 39 por ciento de los emisores se encuentran en Brasil, 17 por ciento en Argentina y 15 por ciento en México.

NTX

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here