Chile.- Ministra Williams: “La importancia creciente de los relaves en la minería nacional nos lleva a enfrentar el tema con la máxima atención”

“Nuestra industria minera opera bajo el ideal de excelencia, que combina eficiencia productiva, responsabilidad ambiental y desarrollos e integración local”, señaló la ministra de Minería, Aurora Williams.

La autoridad participó en la inauguración del seminario “Futuro de la Minería en Chile: Relaves”, organizado por el Programa Nacional de Minería Alta Ley y la AMTC (Advanced Mining Technology Center) de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

Williams sostuvo que “como ministra de Minería del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet quiero señalar que la discusión oportuna sobre temas como la gestión responsable de relaves mineros, el desarrollo tecnológico que requieren, su impacto en el medio ambiente y su relación con las comunidades son de la mayor preocupación, y apunta a temas que combinan productividad, crecimiento tecnológico y sensibilidad con el entorno”.

Recordó que estos residuos se depositaron sin regulación hasta 1970 cuando el Decreto Supremo N° 86 fijó parámetros de diseño, construcción y operación para que éstos fueran estables ante la actividad sísmica y fluvial. “Luego, el Decreto Supremo N° 248 reemplaza y profundiza los criterios”, precisó.

Williams anunció que “en el mediano plazo iniciaremos un trabajo de actualización de este cuerpo normativo, que data de 2006, con el objetivo de incorporar los avances tecnológicos y la experiencia de los últimos 10 años en estas materias”.

Dijo que además su cartera se compromete a preparar una guía para la presentación de proyectos de relaves orientados a la pequeña minería, como un elemento gravitante de mejoramiento de la productividad de ese segmento de la industria.

La autoridad indicó que “la importancia creciente de los relaves en la minería nacional nos lleva a enfrentar el tema con la máxima atención. La minería no se puede practicar sin la producción de estos concentrados. Hoy se registran alrededor de 1.400.000 toneladas diarias de relaves, cantidad que se explica sólo con la producción anual de cobre de los dos últimos años cercana a los 5,7 millones de toneladas anuales”.

Destacó que en este ámbito de acción es fundamental la fiscalización que realiza Sernageomin en todos los depósitos de relaves activos. “En 2014 creamos en esta repartición pública el Departamento de Relaves, el que entre 2015 y 2016 visitó los 756 enclaves detectados en el país con el fin de reconocer su estado actual y sus características geoquímicas”, aseveró.

Williams afirmó que, a través del Programa Estratégico Minería de Alta Ley, se ha definido a los relaves dentro de los 5 núcleos traccionantes, con una Hoja de Ruta que permitirá la generación de soluciones y planes de acción concretos.

La ministra de Minería añadió que “nuestra experiencia como industria nos llama a generar un ecosistema robusto de innovación y avanzar hacia una economía capaz de aportar conocimiento. Este encuentro permite que demos un paso más hacia el ideal de excelencia que nos hemos planteado como industria de nivel mundial”.

En tanto, Mauro Valdés, presidente Ejecutivo de Alta ley, recordó que en Chile hay 718 relaves activos, pasivos y abandonados. “Esto nos convierte en el segundo país del mundo con la mayor cantidad de tranques de relaves después de Estados Unidos. De los activos la mayoría corresponden a mineras de cobre”, precisó.

“Tras los levantamientos que hicimos en el Road Map Tecnólogico 2015-2035, el núcleo de relaves generó tal nivel de tracción que desarrolló su propia visión de futuro: alcanzar un liderazgo tecnológico mundial que aplicado al diseño, operación y cierre ambiental en el manejo de relaves facilite la obtención de la licencia para operar y asegure el desarrollo de la industria minera”, dijo.

Sostuvo que para ello es indispensable enfrentar la escasez de agua y superficie; minimizar el impacto de las infiltraciones y asegurar la estabilidad de los depósitos física y químicamente. “También, trabajar en la línea de conversión de los relaves de un pasivo a un activo no sólo para la búsqueda de metales de alto valor dentro de los tranques sino también para uso industrial; y propiciar la inclusión y aceptación comunitaria a través del monitoreo de las variables críticas de los tranques y su posterior comunicación transparente y comprensible. Para estos desafíos hemos levantado 22 propuestas de soluciones, cifra que puede elevarse”, agregó Valdés.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here