El portal de la Minería

Bolivia apuesta por desarrollo de la minería

0 3

Como parte de la agenda económica nacional, Bolivia apuesta por el impulso de la minería, considerada una de las principales actividades productivas en este país andino.

De acuerdo con el ministro de esa área, César Navarro, dicho sector “está íntimamente ligado a la historia de esta nación, por lo que constituye un factor político de desarrollo”.

Tenemos múltiples capacidades y estamos a la altura de cumplir con nuevos desafíos, señaló recientemente el titular y abogó por el aprovechamiento de las riquezas naturales bolivianas.

Asimismo, destacó los esfuerzos del gobierno para apoyar esa esfera y precisó que en 2015 se alcanzó un récord de inversión pública en minería y metalurgia de mil 302 millones de bolivianos (unos 187 millones de dólares), de los cuales el 79 por ciento fue destinado a la industrialización.

Según datos oficiales, el valor de las exportaciones del sector aumentó en 610 por ciento entre 2006 y 2015, bajo la gestión del Movimiento al Socialismo.

De 1996 a 2005, las ventas al exterior reportaban alrededor de 426 millones de dólares, mientras que en la siguiente década se llegó a un promedio de dos mil 602 millones.

La nacionalización de empresas y recursos naturales, una de las principales acciones del presidente Evo Morales, permitió restaurar la economía nacional y fortalecer sectores como el minero y el de los hidrocarburos, importantes dinamizadores del desarrollo del país.

Con dicha medida, el Estado inició un largo período de iniciativas y trabajo para garantizar las condiciones necesarias de producción y promover un cambio en el modelo económico boliviano.

En ese sentido, el viceministro de Política Minera, Regulación y Fiscalización, Gualberto Hochkofler, reconoció los esfuerzos del gobierno para impulsar el desarrollo del área, reponer las reservas nacionales e incentivar las inversiones en fases como la explotación. Asimismo, precisó que la política minera aprobada por la dirección del país está enfocada, entre otros aspectos, a entregar a los operadores los recursos necesarios para incrementar la producción y hacer frente a cualquier tipo de dificultad generada por la crisis económica mundial.

En declaraciones a Prensa Latina, Hochkofler señaló que entre las medidas implementadas para promover el desarrollo de esta esfera se encuentra la creación del Fondo de Inversión Minera, a través del cual los cooperativistas pueden acceder a financiamiento para incrementar y mejorar su capacidad técnica.

Los pequeños productores también pueden obtener, con tasas preferenciales, recursos financieros para resolver el tema de la dotación de equipos y del capital de operación, indicó.

Por otra parte, comunicó que se realizan nuevas inversiones en proyectos como la planta siderúrgica del Mutún, en el departamento de Santa Cruz, el cual, dijo, generará “más empleos, regalías e impuestos para el Estado boliviano”.

El presidente Morales se comprometió también a destinar 400 millones de dólares para la construcción de plantas de zinc en Oruro y Potosí. Las comisiones técnicas se encuentran trabajando para disponer de los proyectos y luego se pasará a la fase de montaje, señaló.

Hochkofler informó que se valora la posibilidad de fundir y refinar oro en Bolivia, así como aumentar su venta a países como la India.

También anunció la próxima realización de una reunión con Perú donde se debatirán estrategias para enfrentar la minería ilegal.

El viceministro destacó que en 2015 se firmó un contrato con la Empresa Nacional de Electricidad con el fin de rehabilitar e incrementar la capacidad productiva de plantas hidroeléctricas de la Corporación Minera de este país.

Con el funcionamiento de esas instalaciones contribuimos al objetivo del gobierno de convertir a Bolivia en el centro energético de Suramérica, aseveró.

En la gestión 2016, se debe consolidar la implementación de propuestas de promoción de inversiones e incentivos, con la finalidad de coadyuvar al desarrollo y crecimiento del sector, afirmó.

Además, apuntó la necesidad de “consolidar el Centro de Investigaciones Minero-Metalúrgicas, principalmente en su componente de formación y capacitación”.

A su vez, el ministro Navarro destacó que, con proyectos como la puesta en marcha del horno Ausmelt en la Empresa Metalúrgica Vinto, del occidental departamento de Oruro, se incrementó la capacidad de producción de estaño metálico refinado de 11 mil a 18 mil toneladas métricas finas por año.

Señaló que se acelera la industrialización de los recursos evaporíticos con el diseño, construcción e implementación de plantas industriales de sales de potasio (fertilizantes) y carbonato de litio (material catódico y baterías).

Asimismo, aseguró que se trabaja en la prospección, exploración y desarrollo de nuevos proyectos en Potosí, Oruro, La Paz y Santa Cruz.

De acuerdo con reportes oficiales, en el sector minero están empleadas en la actualidad más de 130 mil personas, casi el triple de la cifra registrada en 2004.

La exportación de minerales y metálicos superó los 392 millones de kilogramos en 2013, 246 millones más que en 2004.

Entre los principales países receptores se encuentran Reino Unido, Bélgica, Alemania, Holanda, Francia, Rusia, Argentina, Perú y Venezuela.

Los minerales con mayor demanda en el mercado externo son el zinc, oro, plata y estaño, los cuales reportaron dos mil 629 millones de dólares en 2015.

“Bolivia es como un jaguar, listo para saltar”, aseguró Navarro en referencia a los planes y niveles de producción e industrialización que se pueden lograr en los próximos años.

Prensa Latina

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.