El ministro boliviano de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, valoró de positiva la decisión de los cooperativistas mineros de acudir al diálogo, y anunció que el miércoles el gobierno responderá a las demandas presentadas por el sector.

Quintana en declaraciones a la televisora RTP señaló que en lo adelante lo importante es mantener la prudencia, porque la sociedad no tolera la violencia, al tiempo que apeló a la capacidad del sector para avanzar en la solución del conflicto.

El miércoles, los cooperativistas mineros iniciaron el bloqueo de vías en demanda de respuesta de un pliego de 10 puntos, entre los que se encuentran el rechazo a la modificación de la Ley de Cooperativas, la creación de un viceministerio y mayores concesiones.

Entre esa jornada y el jueves los cooperativistas se enfrentaron con los efectivos policiales, quienes desbloqueaban las rutas, e incluso tomaron rehenes y agredieron violentamente a los agentes del orden.

En ese sentido, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó a la televisora estatal BoliviaTV que el trasfondo de la movilización violenta de cooperativistas mineros es la modificación de la Ley de Minería para efectuar contratos con transnacionales, algo contrario a la Constitución.

Quieren usar el maquillaje de las cooperativas, forma de asociación liberada de régimen impositivo, para atraer empresas trasnacionales y entregarles los recursos mineros que le pertenecen al pueblo, argumentó Romero.

En un pliego de 10 puntos los dirigentes del sector esgrimieron que no quieren sindicatos en la cooperativa porque alteraría su espíritu y naturaleza, indicó el funcionario.

Además exigen más privilegios para las cooperativas mineras, cero aranceles para la importación de maquinaria y equipos, subvención estatal en el consumo eléctrico, eliminar las obligaciones medioambientales y ampliar sus áreas de trabajo para poder suscribir contratos de asociación con empresas extrajeras.

De cumplirse con sus demandas, las cooperativas dejarían de ser una entidad de cooperación sin fines de lucro para convertirse en una que camufla a empresas trasnacionales, otorgando todas las libertades y privilegios tributarios a compañías extranjeras para que vengan y exploten la riqueza boliviana, pagando jugosas rentas a los cooperativistas.

Asimismo subrayó que solo el Estado puede suscribir contratos de asociación con empresas privadas, nacionales o foráneas, y que el pedido de los cooperativistas busca retornar a la época neoliberal, donde las trasnacionales eran el centro de la economía al explotar las riquezas naturales del país.

Prensa Latina

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here