La tasa de crecimiento de la productividad sigue siendo negativa en el período 2014 y 2015.

Así lo revela un estudio del Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales de la Universidad Católica (Clapes UC), el que señala que el promedio para sus 11 medidas de productividad propuestas, en estos dos años registra una caída de 3,7%, constituyendo 15 años de tasas de crecimiento negativo en la productividad.

De acuerdo al estudio liderado por los investigadores Hernán de Solminihac (ex ministro de Minería), Luis Edwin Gonzales y Rodrigo Cerda (director alterno de Clapes UC), que mide la evolución de la industria desde 1997, el empleo es el factor que más resintió los efectos de la caída de la actividad minera en estos dos últimos años, llegando incluso a perder unos 11.500 puestos por año.

“La baja productividad experimentada por el sector, motivó a Clapes UC a estudiar este tema en profundidad y a desarrollar una serie de indicadores al respecto, que complementan los estudios de la industria y del Gobierno. Algunos de estos corresponden a la eficiencia y el aporte de cada trabajador”, señaló Solminihac.

El ex secretario de Estado precisó que pese a la caída del Producto Interno Bruto y la significativa reducción del empleo en la actividad, el crecimiento de la producción por trabajador para 2015 fue de 4,9%. Si bien este aumento era de 7,6% en 2014, agregó, el aporte de la inversión y la baja en el costo de la energía, ayudaron a contener dicho factor.

“En contraste, se observa el efecto negativo que tiene en las remuneraciones tanto como la caída de la ley de mineral y del precio del cobre, lo cual es comparable con lo ocurrido en el año 2008, período donde se experimentó también una baja importante del metal rojo”, destacó Solminihac.

Para revertir la tendencia negativa que experimentan los indicadores presentados, los autores del informe estiman necesario propiciar un ambiente de estabilidad en la industria, que mejore la productividad de las empresas mineras.

Asimismo, los investigadores de Clapes UC dicen que es necesario fomentar la inversión extranjera y fortalecer el mercado local de capitales, a través de medidas que faciliten el desarrollo de proyectos. En paralelo, recomiendan seguir sumando esfuerzos para tener un mercado competitivo de energía, que permita tener precios comparables con otros países mineros.

Otros datos relevantes

El estudio de las principales variables que afectan la productividad minera, evidenció a su vez una recesión marginal en la actividad del sector durante 2015, dado que la tasa de crecimiento anual fue de un -0,2%, la más baja desde 2011.

Sobre la evolución del stock de capital, también se observó un escenario de desaceleración el año pasado, registrando una tasa de 8,3%, similar al promedio del período 2000-2007 y muy por debajo del presentado durante 2008-2014, que era de un 13%.

En la ley del cobre, en tanto, se observa una caída del 14% en el grado de concentración del mineral. Esta llegó a 0,61% en 2015, a diferencia del 0,72% promedio los cinco años anteriores.

“Técnicamente si corregimos el efecto de la ley del cobre en el desempeño de la productividad esta marcaría una tasa de crecimiento entre 6,5% para 2015, sin embargo, es la variable más exógena de todas, ya que da cuenta de las características físicas de los yacimientos” señalo por su parte el coautor Luis Edwin Gonzales.

Por su parte, la evolución del precio medio de mercado de la electricidad del Sistema Interconectado del Norte Grande, que se sitúa en USD$87 por MWh, experimentó una caída de 14,9% con respecto a 2013, el más bajo después de ocho años.

En contraste, el precio del cobre mantiene una tendencia negativa, que sitúa al metal rojo prácticamente en los niveles de la crisis del año 2009.

Diario Pyme

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here