Coahuila, México.- En la medida en que las autoridades mexicanas se decidan a ver y tratar a la industria minera como un sector verdaderamente estratégico para el desarrollo del país, a partir de un buen programa de estímulos fiscales se podrían llegar a duplicar o incluso a triplicar los cerca de dos millones de empleos que actualmente sostiene, según lo considera el director general de Industrias Peñoles, Fernando Alanís Ortega.

Desafortunadamente, refiere, hasta ahora una pesada carga fiscal le ha restado competitividad a las empresas mineras que operan en México, tanto que del 2012 al 2015 el monto de la inversión anual, que se realiza dentro de este sector, se redujo de nueve mil a apenas cuatro mil 500 millones de dólares.

Lo que sucede es que si de invertir se trata “hay muchos otros países que son buenas opciones y que dan incentivos a la minería porque ven en ella un sector estratégico para impulsarlo, y eso desafortunadamente todavía no se ha visto en México”, expuso.

Entrevistado en el marco de la inauguración del XIX Coloquio de la Asociación Mexicana de Museos y Centros de Ciencia y Tecnología que se celebra desde ayer en Torreón, Alanís Ortega declaró que en materia de impuestos para la minería, las autoridades deben ser más realistas, pues se han vivido tiempos difíciles, así que la recaudación que el gobierno obtiene en este sector al final del 2016 será menor a la del año pasado, simplemente porque los ingresos para las empresas del ramo han sido inferiores.

Reiteró que la dramática reducción de inversiones en el sector minero se ha dado como resultado de factores que tienen que ver precisamente con el hecho de que México perdió competitividad por los impuestos que aquí se aplican.

No hay duda de que México tiene una vocación minera, sin embargo “se necesita que nuestras actividades se vean con otros ojos, como las de un sector estratégico que puede ser tan importante como el de la industria automotriz y, darle apoyo, ofrecerle una serie de incentivos para que crezca”.

Por otra parte, comentó que en medio de tiempos difíciles, en los últimos meses Industrias Peñoles ha tenido un respiro a consecuencia del crecimiento en el precio de los metales que se asoció a partir de que Inglaterra anunció su salida de la Unión Europea, en el llamado Brexit.

Esto, agregó, “no sabemos cuanto tiempo vaya a durar pero sÍ nos ha ayudado a que el panorama se vea un poco mejor que el que había al principio del año”.

Mientras tanto Peñoles se mantiene en pie en el desarrollo de sus proyectos estratégicos con una visión de crecimiento a futuro, como lo es la expansión de su planta de zinc en Torreón, misma que deberá quedar lista para entrar en operación en una primera fase en el segundo semestre del 2017, y en la segunda fase a mediados del 2018.

Otra es la habilitación de una nueva mina en el estado de Guerrero, que tendrá que operar también a la mitad del año 2018, así como la construcción del Parque Eólico que ya se erige en Coahuila en el municipio de General Cepeda, donde ya se han instalado más de 20 de los 95 aerogeneradores que en octubre tendrán que haber quedado listos para ser sometidos a una serie de pruebas, para que entren en pleno funcionamiento en enero del año siguiente.

OEM

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here