Chile.- Un nuevo actor se sumó a la carrera para la producción de litio en el Salar de Atacama, uno de las principales reservas del mineral a nivel internacional.

Ayer, la minera canadiense Wealth Minerals, que durante la semana hizo noticia por haber adquirido algunas pertenencias menores en la misma región, dio a conocer un negocio mediante el cual compra pertenencias mineras que abarcan un porcentaje importante del Salar de Atacama, lugar en que ahora sólo hay dos actores: Rockwood -filial de la estadounidense Albemarle- y SQM.

La pertenencia adquirida por Wealth Minerals consiste en 144 concesiones mineras en la zona norte del Salar de Atacama, un lugar en que -según plantean expertos de la industria minera no metálica- no es tan rico como lo es el emplazamiento en el que operan tanto SQM como Rockwood, donde están las más altas concentraciones de mineral.

Pese a ello, los ejecutivos de Wealth Minerals valoraron la adquisición, señalando que el salar de Atacama es “un activo de litio de primer nivel, que representa alrededor de un tercio de la producción anual mundial de litio”.

“Chile es un importante player de la minería internacional y estamos encantados de ser parte de la floreciente industria de litio de ese país. La calidad y riqueza del mineral presente en el salar de Atacama pondrá a la compañía en un grupo exclusivo de productores de gran importancia a nivel mundial. El equipo de Wealth Minerals espera con interés nuevas noticias y avances en nuestros proyectos en Chile”, señaló el presidente ejecutivo de la empresa, Henk Van Alphen.

La operación supone un pago total de US$14 millones, de los cuales US$3 millones se pagarán una vez que se firme la opción, otros US$3 millones ocho meses después de la firma, otros US$3 millones después de 16 meses y el último pago de US$5 millones, una vez que se cumplan 28 meses luego de sellado el acuerdo.

¿Quién vendió? No hubo luces sobre quién era el dueño anterior de las pertenencias mineras. Desde SQM descartaron cualquier relación con el paquete en cuestión, mientras que en Corfo no tenían mayor información sobre la operación.

La movida surge apenas semanas después de que SQM y Rockwood anunciaran un acuerdo para generar sinergias para apoyar la sustentabilidad del Salar de Atacama, el que no contaba con la entrada de un tercer actor. De ahí la sorpresa principalmente de Corfo, que tiene un convenio con Rockwood y que está en medio de un arbitraje con la minera que aún controla, mediante una serie de sociedades denominadas cascada, Julio Ponce.

Desde la empresa canadiense agregaron que el interés por las pertenencias obedece principalmente a la calidad de mineral, que posee una ley cercana a los 1,840 mg/l y los 22.630 mg/l de potasio. A ello se suman las condiciones climáticas del lugar, con poca lluvia y alta tasa de evaporación.

“Estas características hacen que el carbonato de litio extraído en la zona del salar de Atacama sea más fácil y más barato de producir que sus principales competidores a nivel mundial. Un factor clave en los costos de producción de litio es tiempo de evaporación y la velocidad de evaporación del Salar de Atacama es la más alta en la industria de litio”, agregó Wealth Minerals en el comunicado en que dio a conocer el negocio.

Pulso

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here