Venezuela.- En una cadena de radio y televisión que duró menos de una hora, el jefe de Estado destacó: “estamos firmando contratos para inversiones por una cantidad de $4 mil 500 millones en lo que resta del año 2016 y para 2017, son recursos que vienen a mover la economía”, dijo.

El presidente Maduro adelantó que en el caso de la empresa canadiense Gold Reserve, el acuerdo supone que Venezuela obtendrá al menos 55% de los ingresos provenientes de los proyectos ejecutados de exploración minera.

Un día después de que la Asamblea Nacional (AN) conformará una comisión especial para investigar el presunto “ecocidio, genocidio y un etnocidio” que ocurre en el estado Bolívar por la constitución del Arco Minero del Orinoco, el Ejecutivo le dio un espaldarazo a este proyecto de exploración y explotación mineral, con la firma de contratos con empresas nacionales y extranjeras.

En otra publicación, compartió un resumen con los acuerdos suscritos para la conformación de las empresas mixtas entre el Estado venezolano y los inversionistas nacionales y extranjeros.

Sobre las empresas con las cuales se operarán las áreas de explotación, se informó que fueron creadas diversas compañías mixtas entre el Ministerio de Desarrollo Minero Ecológico y la Gold Reserve de Canadá; la Ecomine del estado Nueva Esparta y la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg).

“Si no se asumen las medidas necesarias para mitigar los efectos de este tipo de actividad minera y extractiva sobre el modo de vida de las comunidades originarias -y también de las poblaciones campesinas asentadas en tales perímetros-, surgirán otras repercusiones lesivas como la garantía al ambiente sano, las consecuencias en cuanto a agua o electricidad, que pudieran agravar aún más la crisis en la prestación de servicios básicos”, admitió.

Por su parte, el coordinador general de la ONG Programa Venezolano en Educación- Acción de Derechos Humanos (PROVEA), Rafael Uzcátegui, opinó en torno al tema que el Estado estaría omitiendo el impacto ambiental de esta acción y la posible afectación de los pueblos indígenas.

La Mesa de la Unidad Democrática rechazó el Plan de Desarrollo de Inversiones del Arco Minero, presentado este pasado viernes por el Gobierno nacional, el cual califican que incurre en perjuicios contra el ecosistema, los recursos del país y los pueblos indígenas, además de representar un acto contra la Carta Magna, según expertos consultados por la bancada opositora.

En febrero pasado el gobierno venezolano y Gold Reserve suscribieron un acuerdo amistoso que puso fin a un largo conflicto por arbitraje. Según Mirabal, esa área tiene un potencial de ganancias de 80,000 millones de dólares.

 

Agencias

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here