El portal de la Minería

La extracción de carbón en León se desploma un 81% mientras el de importación crece

0 8

España.- La minería española agoniza, lentamente pero, sobre todo, dolorosamente. Inmerso en un debate entre la vida y la muerte, el sector en la provincia de León asiste con incredulidad al fin de sus días mientras las centrales eléctricas devoran hasta la saciedad carbón de importación. Y año tras año a mayor escala.

Las cifras no engañan. En apenas cinco años, la producción de carbón en España ha retrocedido en un 60% al pasar de un producción de 4,2 millones de toneladas al 1,7 con el que cerró el año 2015. Una caída que alcanza el 81% en el caso de la producción de carbón de Castilla y León, mayoritariamente de la provincia leonesa.

Si en 2011 las mineras de León producían por encima del 1,8 millón de toneladas de carbón, al cierre del 2015 la producción apenas superó las 360.000 toneladas. Cifra previsiblemente muy superior a la que arroje a su cierre el 2016 tras el cierre de la unidad de producción de la Hullera Vasco Leonesa y el bloqueo de las térmicas.

Un descenso que inevitablemente ha llevado pareja una importante merma en el empleo. Atrás quedaron los 5.825 que empleaba el sector de la minería en España. En 2015 apenas eran 3.324 los trabajadores que estaban incluidos en el Régimen Especial de la Minería, lo que representan un descenso de cerca el 43% de los trabajadores.

Un 27% más de carbón de importación

Cifra que, al igual que la producción, se ha ido reduciendo durante los meses del 2016, principalmente en la provincia de León que al cierre de este año apenas serán tres centenares los trabajadores de la minería que sigan activo, centrándose el empleo en su totalidad en Asturias.

Una caída en picado, la del mineral nacional, que no ha impedido que el carbón sigua siendo una de las principales fuente de energía del país. Las térmicas siguen quemando carbón pero principalmente de fuera de España, que ha relegado a mínimos a la producción autóctona.

Es más, la importación de carbón térmico alcanzó las 13,5 millones de toneladas en 2011 y en la actualidad se ha elevado hasta los 17,3 millones, es decir, un incremento de más del 27%. A ello hay que sumar el 1,7 millón de carbón coquizadle, hasta alcanzar los 19 millones al cierre del año pasado.

No es de extrañar que durante el 2015 apenas el 18,7% del carbón que se quemó en las centrales térmicas españolas, que dio cobertura al 20% del mix energético, fue autóctono. Es decir, el mineral extranjero ya representa el 82% del carbón en térmica.

Una cruda realidad a la que se enfrenta trabajadores y vecinos de las cuencas que, con el futuro del sector en la provincia de León completamente pendiente de un hilo e inmerso en el desmantelamiento de la Hullera Vasco Leonesa, la minera privada de referencia del país, presencia la derrota del carbón nacional en su pulso con el de importación.

Equilibrio justo

Una situación en la que han puesto el acento desde la Federación de Industria de UGT que existe un equilibrio “justo” entre el carbón nacional y el de importación que permita a las centrales térmicas consumir el necesario y suficiente porcentaje de carbón nacional para que las actuales empresas productoras nacionales puedan mantener, e incluso recuperar, las producciones y el empleo, y sea una referencia hasta y más allá de 2018.

Por ello, recuerdan la necesidad de cambiar ya la fórmula que el Gobierno del PP ha tomado como directriz para poner definitivamente la losa al carbón nacional y con ello llevar a las Comarcas Mineras a un futuro desolador.

“Necesitamos un Gobierno que legisle y evite que empresas como la Hullera Vasco Leonesa eche el cierre o que 400 mineros de Compañía Minera AsturLeonesa se queden en la calle de forma prácticamente inminente. Soluciones hay, solamente es necesaria voluntad y compromiso político para llevarlas a cabo, y con ello se cumpla lo firmado en 2013 en el Marco de Actuación para la Minería del Carbón y las Comarcas Mineras para el periodo 2013-2018”.

León Noticias

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.