España.- El secretario general de Industria de CCOO en Castilla y León, Gonzalo Díez Piñeles, lamentó hoy que el Gobierno haya acabado con un sector centenario como la minería que, en provincias como León y Palenci,a es “fundamental” para el desarrollo industrial. “Estarán contentos de haber dado el rejonazo de muerte” a esta actividad y de haberlo hecho “a escondidas” en Bruselas y sin la participación de los agentes sociales, que han venido desarrollando “una intensa labor” e intentando adoptar acuerdos que el Ejecutivo Central “ha incumplido sistemáticamente”, añadió Piñeles.

El sindicato insistió a la hora de culpar de esta situación al Gobierno del PP, y como prueba de ello recordó que hace dos meses que el que fuera ministro de Industria, José Manuel Soria, presentó su dimisión y “no se ha notado la ausencia del ministro ni la presencia del nuevo”, señaló Díez Piñeles. A juicio de los responsables sindicales, el sector minero está en una situación muy complicada que requiere de un “refuerzo” que, por el momento, pasa por medidas contempladas en el documento que está previsto que la próxima semana firmen en Madrid todos los partidos con representación parlamentaria, con la excepción del PP, y los gobiernos autonómicos de Asturias, Castilla y León, Aragón y Castilla-La Mancha.

En este acuerdo se insta al Gobierno al cumplimiento de los compromisos firmados en el Plan del Carbón 2013-2018 en aspectos como la puesta en marcha de un mecanismo que asegure el hueco térmico medio anual del 7,5 por ciento para el carbón autóctono y una bonificación del 85 por ciento en el impuesto especial sobre el carbón para el nacional; también se reclama el incentivo a la inversión para la mejora medioambiental porque “si el carbón desaparece, las térmicas corren un serio peligro”, advirtió el responsable sindical.

Otras de las peticiones que se incluyen en este documento son la agilización del cumplimiento del plan social, la puesta en marcha de los mecanismos para el impulso económico de las comarcas mineras o la promoción ante la Unión Europea de las condiciones para facilitar la participación de carbón procedente de explotaciones competitivas más allá del año 2018. Según Piñeles, este hecho no es “irrisorio” porque en Alemania se ha firmado un acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos por el que desde 2019 se quemarán 180 toneladas de lignito, lo que dará empleo a 15.000 trabajadores de la minería, una cifra que en España actualmente no llega a los 3.000 empleados de este sector -unos 600 en la provincia de León-.

A esto hay que sumar el Plan de Dinamización Económica de los Municipios Mineros de Castilla y León, que se calcula que invertirá en los próximos cinco años en las cuencas mineras de la Comunidad, una cuantía de 20 millones anuales, a los que habría que sumar 55 millones de euros que se adelantaron de los Fondos Miner y que se reclama al Gobierno que ahora abone a la Junta para que vaya destinado a este plan, lo que supondrá cantidades “importantes” para la creación de industria en las zonas más afectadas por la desaparición de la minería.

Sin embargo, Diez Piñeles puntualizó que se sigue apostando por el mantenimiento de la actividad minera con un plan que se extiende a los 81 municipios situados al norte de las provincias de León y Palencia que se han visto “profundamente afectados” por la crisis de la minería del carbón. Este plan contiene siete ejes que pasan por la defensa y el refuerzo de la actividad minera; la promoción de nuevas actividades vinculadas a la minería; el fortalecimiento de la actividad en sectores diferentes al minero; el emprendimiento; la formación y cualificación del capital humano; el plan de empleo y otras medidas complementarias; y la mejora del entorno.

Especial preocupación existe por los trabajadores del sector minero, por lo que se ha acordado considerar en especial situación de dificultad a los trabajadores desempleados procedentes de empresas mineras. De ahí que se creará una línea de actuación para fomentar el empleo, que permitirá ocntratar a este colectivo durante 180 días a tiempo completo con una subvención de 10.000 euros por contrato. También se aplicará a este colectivo el programa de ayudas a trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo de suspensión que hayan agotado el derecho a percibir la prestación contributiva, durante seis meses y con una cantidad de 655,20 euros mensuales, que podrá ser objeto de prórroga por seis meses más.

También se han planteado itinerarios individuales y personalizados de empleo y otras medidas, se pretende que el plan de dinamización pueda obtener financiación del Fondo Europeo de Ayuda a la Globalización (Feag), una iniciativa que ya se aplicó en el caso de la empresa Puertas Norma de Soria.

iLeón

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here