El portal de la Minería

Planeación minera, un beneficio para todos

0 6

Colombia.- En un país como Colombia, cuyo desarrollo social y económico depende en buena medida de la industriaminera, se requiere el análisis y una planeación para que el beneficio sea general y se minimicen los daños ambientales, así la decisión sea limitar la actividad minera.

La coordinación no es nada fácil, si se tiene en cuenta la variedad de actores que confluyen en este sector productivo: empresas mineras dedicadas a la exploración y explotación; comerciantes que se benefician con la transacción de insumos; agentes de gobierno que regulan y supervisan esas actividades; comunidades que se benefician con las utilidades económicas; los grandes y medianos inversionistas, nacionales y extranjeros; y los ambientalistas, que constantemente hacen denuncias sobre los daños al ecosistema.

Pese a la complejidad de estas interacciones, investigadores del Departamento de Ciencias de la Computación y de la Decisión, adscrito la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín, liderados por el profesor Santiago Arango Aramburo, consideran que el sector minero se puede apoyar en diversas herramientas para alcanzar una mejor planeación y evaluación de las decisiones del sector, tales como el pensamiento sistémico y el uso de la simulación con modelos comportamentales de dinámica de sistemas, que permiten un análisis de prospectiva, que mira hacia el futuro.

Para hacer más eficiente la planeación, los investigadores de la Universidad Nacional construyeron una herramienta para la UPME, que consiste en un modelo de simulación que contribuya a tomar decisiones eficientes para superar las dificultades que rodean la actividad minera en el mediano y largo plazo. Está basada en los conceptos de la Dinámica de Sistemas, una metodología asistida por computador creada en la década del 70y que combina la rigurosidad matemática con un enfoque administrativo y social.

Los estudios para construir este modelo se basaron en el carbón (térmico y metalúrgico), el oro y las piedras calizas, que además de relevantes económica y socialmente para el país, son considerados estratégicos por el gobierno nacional. Y se tomó como periodo de estudio lo que va desde el año 2000 hasta 2032 con el fin de comparar la producción real de esos minerales con los resultados que podría arrojar el modelo propuesto.

A todo ello se sumó la revisión de diversas publicaciones sobre la dinámica minera, información histórica al respecto y el análisis sobre modelos de algunos autores que abordaronasuntos similares. Asimismo, apoyados en talleres con diferentes expertos y actores en el que se identificaron algunas debilidades del sector y cómo se configura el sector. De variables se construye el modelo de simulación listopara ser aplicado como una herramienta para la toma de decisiones en el sector minero parte de los actores que allí confluyen.

De acuerdo con el profesor Arango,“el modelo busca entender el comportamiento general del sector minero más no realizar predicciones exactas sobre el mismo, no está diseñado para reproducir hechos aislados o atípicos y de características muy específicas, como por ejemplo paros mineros o una mina en particular”.

Las simulaciones realizadas bajo la herramienta construida en la Universidad Nacional Sede Medellín llevaron a concluir que las condiciones del sector minero no cambian por sí solas; se requiere la aplicación de varias estrategias, combinadas entre sí, para lograr mejorar el beneficio del país en general y de las comunidades en particular, así como un mínimo daño ambiental.

Además, el modelo permite la formulación de diferentes estrategias que propendan por mejoras tecnológicas, de tal forma que la actividad minera sea menos nociva para el medio ambiente; generar cadenas productivas, siempre y cuando el país produzca suministros e insumos para la actividad minera se generan empleos adicionales; modernización de la infraestructura de tal manera que sea más atractivo para la inversión extranjera.

En esencia, se pretende que el modelo permita evaluar acciones para consolidar un equilibrio que genere beneficios para todos los sectores que convergen en la actividad minera, lo que aportaría recursos para desarrollar el país de manera más incluyente y equitativa.

Agencias

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.