El portal de la Minería

Ni las mineras prevén un nuevo aumento de los precios

0 3

El alza en el precio de los metales llegó a su fin y pocos creen que se reanudará pronto, un grupo que incluye a las propias mineras.

Los precios del cobre, el mineral de hierro y otros metales repuntaron durante buena parte del año, pero este mes volvieron a descender. Tales declives continuarán ante la incertidumbre sobre el crecimiento de China, el exceso de suministro de muchos metales y recursos naturales y el fortalecimiento del dólar, dicen los ejecutivos del sector.

Eso ejercerá más presión sobre los precios de las acciones de los grupos mineros, los cuales se habían recuperado de la mano del alza de los metales.

Los analistas también son pesimistas, pero la perspectiva negativa de las otrora optimistas mineras resalta lo bajo que están los ánimos en los mercados de metales, incluso después de cinco años de caídas.

“Aunque recientemente hemos visto algunas señales positivas (…) esperamos otro año o dos de precios bajos del cobre”, dijo la semana pasada Jean-Paul Luksic, presidente del directorio de la cuprífera chilena Antofagasta PLC.

Otros altos ejecutivos de las grandes mineras mundiales han enviado un mensaje parecido.

Desde sus mínimos de enero hasta mayo, el precio del cobre subió 17%, el del níquel 25% y el del mineral de hierro, un ingrediente clave en la fabricación de acero, se disparó 75%, a US$68,70 la tonelada.

Los aumentos fueron impulsados por la creencia de que las medidas de estímulo apuntalarían la economía china, lo que impulsaría la demanda de metales y mineral de hierro a la vez que alentaría a los inversionistas particulares de China a entrar al mercado. La caída del dólar abarató estos recursos denominados en la divisa estadounidense para los tenedores de otras divisas y las bajas tasas de interés en las economías desarrolladas hicieron que los inversionistas salieran en busca de activos de mayores rendimientos, incluyendo en los mercados de materias primas.

China, sin embargo, moderó hace poco las expectativas de nuevos planes de estímulo, al mismo tiempo que combatió la especulación de los inversionistas particulares al incrementar los depósitos y los cobros por realizar transacciones.

Al mismo tiempo, el dólar volvió a ganar fuerza, en medio de las expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos subirá las tasas de interés a un ritmo más rápido de lo previsto.

“Diría que la reciente debilidad tiene más que ver con las mayores expectativas de que la Fed elevará las tasas de interés en junio y su efecto sobre el dólar”, dice Tom Albanese, presidente ejecutivo de Vedanta Resources PLC, un gigante minero enfocado en India. Albanese también cree que la reciente alza fue “más allá de lo que sugerirían los fundamentos” de la oferta y la demanda.

Mientras el repunte de los precios de este año se disipaba, el sector enfrentó los mismos problemas que lo han afectado por años, en particular el exceso de capacidad acumulado durante el auge de los commodities. Los analistas han dicho en repetidas ocasiones que se deben cerrar más minas y fundiciones para que los precios toquen fondo, particularmente en lo que respecta a metales como aluminio, níquel y hierro.

Lakshmi Mittal, presidente ejecutivo de la mayor siderúrgica del mundo, ArcelorMittal, señaló que China aún tiene que cumplir la promesa de eliminar más de 100 millones de toneladas de exceso de capacidad de producción de acero. En cambio, la segunda economía del mundo sigue exportando grandes cantidades de acero.

“Seguimos escuchando que algunos altos hornos, pequeños y privados, están reanudando” sus operaciones en China, dijo Mittal a principios de mes.

Norilsk Nickel, el mayor productor de níquel del mundo, calcula que cerca de 70% de la producción global de este metal arroja pérdidas. La minera rusa estima que apenas 17% de esta capacidad está cerca de ser clausurada.

“Esperamos que (…) este año haya una seria discusión a nivel de planas ejecutivas y juntas directivas respecto de cómo deben reaccionar al mercado, puesto que, desde nuestro punto de vista, debería haber algún tipo de respuesta por parte de la industria”, dice Sergey Dubovitskiy, director de estrategia de Norilsk.

Las acciones de las mineras subieron cuando también lo hicieron los precios de los metales y ahora los siguen en el descenso. El índice FTSE 350 Mining, que incluye algunas de las mayores mineras del mundo, avanzó 83% desde su punto más bajo del año a su máximo alcanzado en abril, antes de caer 15%. Las acciones del gigante de commodities Glencore PLC se más que duplicaron desde su punto mínimo en enero a su máximo de marzo. Desde entonces han cedido 19%.

De todos modos, ejecutivos como Albanese no creen que el precio de metales como el zinc y el cobre bajen a los niveles registrados en enero. El propio zinc tiene el potencial de ganar terreno este año, después de que dos grandes minas fueron cerradas en 2015, lo que hizo que la demanda superara la oferta. “El zinc continúa teniendo los mejores (…) fundamentos”, indica Albanese.

En general, las mineras mantienen su pesimismo. Pese a la caída de los precios de los commodities en los últimos años, las mineras siguieron proyectando un retorno del auge que hizo que el valor de algunos metales se cuadruplicara o más. Recientemente, sin embargo, los ejecutivos han preferido no hacer tales predicciones, luego de decir varias veces que los precios habían tocado fondo, para que luego siguieran cayendo.

“El mundo no se ha recuperado totalmente de la crisis financiera”, aseveró Sam Walsh, presidente ejecutivo de Rio Tinto PLC, a un grupo de reporteros este mes. “En ese entorno, hay que ser muy valiente para indicar cuándo los precios tocan fondo”.

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.