El portal de la Minería

Godelius: “La teleoperación en minería llegó para quedarse”

0 2

Chile.- Desde Godelius, la filial de soluciones de SK, advierten que la teleoperación en la nueva forma de operar que ha llegado para quedarse. Esta, explican, permite el trabajo remoto, pero de “ninguna forma” irrumpe” el empleo.

“La tendencia en el horizonte pronosticable es que las aplicaciones robóticas y teleoperadas no sustituyen a las personas”, dice el fundador de la firma, Fernando Bracco.

“En la minería hay una necesidad enorme de mejorar la productividad. En el proceso entero, la cadena de valor clásica en minería prácticamente no hay ningún lugar donde no sea cierto que hay una urgencia por mejorar la productividad: ahorrar energía, mejorar la recuperación, optimizar procesos específicos. Una forma concreta y fácil de ejemplificar es pensar en la utilización de la teleoperación. La teleoperación que es una tendencia que se ha ido acentuando en los años es un buen ejemplo de lo que hace Godelius y que repercute tanto en productividad como en seguridad en muchos procesos distintos. El concepto de teleoperación -que es bastante genérico- repercute y en algunos casos vuelve viable operaciones que no serían viables”, señala Bracco.

El ejecutivo añade que en el caso de un rajo que tiene un talud inestable, donde directamente no se puede operar, la posibilidad de teleoperar vuelve viable eso, por lo tanto es una modificación inmensa en términos de productividad. Obviamente la dimensión seguridad tiene una repercusión igualmente inmensa.

¿Cómo se está adaptando la industria minera chilena a estos cambios? Según Bracco, aunque no hay una suerte de perfil chileno más conservador en minería la industria a nivel mundial, al ser muy intensiva en capital, con plazos muy largos, y tiende a tener mucha aversión al riesgo, eso sí.

¿Dónde cuesta vender más las soluciones a nivel? ¿A nivel local o global? “No tengo una respuesta clara. Creo que es temprano, sobre todo para este tipo de tecnologías, para decirlo. Una característica excepcional que esta revolución emergente, la revolución robótica, es que tienes muchas avenidas abiertas y que todavía no están cristalizadas”, señala el representante de la empresa ligada al grupo SK.

“Manejar una planta desde un lugar remoto es teóricamente posible. En todo caso la tendencia en el horizonte pronosticable, 5 o 10 años, es que las aplicaciones robóticas y teleoperadas no sustituyen a las personas”, complementa.

Pulso

Comentarios

comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.