Chile.- Trabajadores y agricultores piden a Codelco actuar con mayor seriedad después de nuevo derrame en la División Andina, el cual de acuerdo a operarios de la cuprífera estatal es atribuible a la política de reducción de costos que lleva adelante la compañía: “Se ha ido despidiendo a gente en forma injustificada con el fin de manejar más plata, pero finalmente, estos costos los paga la ciudadanía”, acusan.

Según la compañía, el sistema frontal que afectó a la zona centro del país, en especial los aluviones, ocasionó un desperfecto en el ducto de relaves del tranque Ovejería, en la provincia de Chacabuco, en la Región Metropolitana. Frente a esto el viernes pasado a las 14.55 horas se decretó el cierre de la canaleta como medida preventiva, a la espera de ser revisada, utilizando sólo el tranque Los Leones.

Sin embargo, a través de un comunicado, la firma reconoció que el domingo, a raíz del reinicio de la operación “se cometió el error de enviar relave por la canaleta hacia el tranque Ovejería, sin haberla inspeccionado aún, dadas las adversas condiciones climáticas que imperaban”. El error fue constatado entre 30 y 60 minutos después, momento en que se detuvo la circulación del material.

Además, sostiene la cuprífera estatal que si bien el impacto del incidente es “acotado y transitorio”, se ordenó el saneamiento de la zona afectada y, tal como lo exigió la Intendencia Metropolitana, se dio inicio a una investigación interna para determinar causas y la suspensión -durante el transcurso de la indagatoria- del gerente general, los ejecutivos, supervisores y trabajadores responsables.

Pero esto no dejó conforme a los trabajadores de la planta, tal como señaló Guillermo Candia, dirigente de Codelco División Andina: “En esta brutal operación de Codelco por reducir costos, por sobre todo, se han sacado mantenedores de áreas críticas y ellos reconocen en el comunicado que hay un error en vigilar esas áreas críticas. Y es que se ha ido despidiendo a gente en forma injustificada con el fin de manejar más plata, pero finalmente, estos costos los paga la ciudadanía”.

El también dirigente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Minería (Fetramin) sostuvo que las acciones de reparación son tardías, porque la contaminación escurre a las napas subterráneas y afecta el agua, como ocurrió en febrero cuando la autoridad sanitaria multó a la empresa por verter concentrado de cobre al río Blanco.

Tanto impacto han tenido estos episodios, que en el comunicado de prensa, la compañía calificó como grave la seguidilla de emergencias operacionales en la misma división en menos de dos meses. En ese sentido, los agricultores de la zona, son los más afectados.

Así lo indicó Irene Salazar de la Asociación de Agricultores de Quillota quien sostuvo que, pese a sus errores, Codelco es intocable: “Hay bastante pocas herramientas legales para poder defendernos y generar algún tipo de observación, aparte de un pataleo por radio o por algún artículo que podamos escribir. Intentar hacerle algo a Codelco es como pellizcar un vidrio, aunque no es primera vez que se han pedido mediciones, fiscalizaciones y ellos siguen haciendo vista gorda de esta situación”, sostuvo.

La agricultora afirmó que “los errores no pasan por una cosa fortuita, al constatarse también otros casos el año 2015. Aquí hay un problema de mantención generalizado, y, en suma, de políticas poco serias de trabajo”. Además sostuvo que esta división estuvo involucrada en el proyecto Andina 244, que si bien se retiró argumentando “razones económicas”, tuvo bastantes reparos por su manejo de residuos.

Finalmente la dirigenta afirmó que iniciarán conversaciones con las distintas autoridades para exigir el cumplimiento de las Resoluciones de Calificación Ambiental que la firma ya tiene aprobadas.

Agencias

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here