La libra de cobre en Londres retrocedió hasta US$ 2,10 la libra, frente a los US$ 2,11 del cierre del viernes, marcando su sexta caída consecutiva y su nivel más bajo desde el 24 de febrero, cuando llegó a US$ 2,08 la libra.

Siguiendo el curso de una economía mundial que continúa débil, el cobre se mantuvo sin repuntar y, en la apertura de la semana, cayó a su nivel más bajo desde fines de febrero, luego que se informara en China de un IPC bajo las expectativas y un PMI de Servicio y Compuesto de marzo, que, no obstante llegar a 52,2 y 51,3 puntos, respectivamente, mejorando resultados del período anterior, fue arrastrado por los fundamentos del principal país consumidor del metal.

La libra de cobre en Londres retrocedió hasta US$ 2,10 la libra, frente a los US$ 2,11 del cierre del viernes, marcando su sexta caída consecutiva y su nivel más bajo desde el 24 de febrero, cuando llegó a US$ 2,08 la libra.

La semana pasada, el premier chino, Li Keqiang, adelantó que la potencia asiática muestra señales de mejora en el crecimiento del PIB -cuyas cifras del primer trimestre se conocerán este jueves- pero, al mismo tiempo, advirtió que, debido al débil panorama mundial y la volatilidad en los mercados, dicho repunte no tuvo base sólida de sustentación.

Para los analistas, de mantenerse esa situación, el cobre puede volver a US$2 la libra en el corto plazo y, de hecho, el Commodities Forecasts de Credit Suisse de abril, ubicó el precio promedio del metal, para 2016, en US$ 2,1 la libra, reduciendo su perspectiva desde el informe anterior, donde preveía US$ 2,2 la libra.

Así, los mercados internacionales han estado mixtos. Los desarrollados han sido los que más aportaron, impulsados por un buen desempeño de Japón, país cuyo Banco Central adelantó que está listo para expandir aún más su política monetaria. Los emergentes, en tanto, han ido a la baja, siendo Latinoamérica el peor sector, arrastrado por México y resultados económicos peor que los esperados.

En dicho marco, el dólar había comenzado la semana con una leve alza, pero terminó cediendo terreno frente a peso chileno y nuevamente quedó bajo el piso de los $ 680. Según analistas, las últimas jornadas han estado marcadas por la debilidad del billete verde a nivel internacional, que se cotiza en su nivel más bajo en 6 meses. Sin embargo, ciertos repuntes en las bolsas desarrolladas permiten prever mayor apetito por riesgo, hecho que fortalecería la divisa en mercados emergentes y, por consiguiente, podríamos ver alzas en el curso de los próximos días.

Como se sabe, hoy martes el Banco Central decide en Consejo sobre la tasa de interés de política, respecto de la cual el mercado estima que se mantendrán en sus actuales niveles, debido a la menor inflación acumulada y el adverso escenario internacional. De allí que los operadores creen que para los próximos días la cotización del dólar oscilará entre $672 y $690, como techo.

Este dólar barato, empero, ha mostrado sus ventajas para el consumo interno. En efecto, la venta de vehículos livianos y medianos nuevos aumentó 7,4% durante marzo, respecto del mismo lapso del año anterior, superando las 23 mil unidades, según la Asociación Nacional Automotriz de Chile. Con este resultado, el primer trimestre cerró con ventas por 70.108 unidades, que superan las del igual período del año pasado en 10,2%.

Las actuales tendencias indican que si bien la economía mundial muestra ciertos signos de revitalización por áreas -en EE.UU. el PMI de Servicios y Compuesto, de marzo subió a 51,3 puntos y China mejoraría su ritmo de crecimiento del PIB- similares cifras en Europa revelan que allí continúa una actividad ralentizada, razón por la que, para Chile, tras el sorpresivo Imacec de febrero de 2,8%, marzo presentaría menor ritmo de crecimiento, dada la debilidad de sus principales socios comerciales.

Otras cifras que pudieran dar señales distintas respecto de la ruta de lo que viene en economía se conocerán durante esta semana: Estados Unidos y la Zona Euro informarán sus datos de inflación, mientras que Japón, de Producción Industrial. Malos números en dichas áreas podrían impactar aún más el valor del cobre, sin que necesariamente el dólar supere el techo estimado por los operadores.

Agencias

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here