México y otros productores de acero fracasaron hoy en un intento de pactar medidas conjuntas para resolver la crisis global del sector, ante el desacuerdo con China durante una reunión en esta capital.

La cita, auspiciada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), reunió a representantes de 30 países, de la Organización Mundial del Comercio (OMC), la Asociación Mundial del Acero y del sector privado.

Muchos participantes, entre ellos Estados Unidos, Japón, la Unión Europea, además de México, acusaron a China, primer productor mundial de acero, de ofrecer subsidios “injustos” que permiten a su industria vender a precios por debajo de sus costos de producción (dumping).

“Estamos hablando de subsidios para la construcción de nuevas plantas (productoras de acero) que, sin eso, no hubieran salido de tierra”, puntualizó el representante adjunto de Comercio estadunidense, Robert Holleyman.

Según el representante estadunidense, en 2015 la producción china ha superado la demanda en 400 millones de toneladas netas, “tres veces la capacidad de Estados Unidos”.

China produce casi la mitad del acero mundial, con 740 millones de toneladas en 2014 y una capacidad de hasta mil 140 millones de toneladas, según datos de la OCDE.

Entre 2010 y 2014, la producción del país aumentó 21 por ciento, pero la demanda interna evolucionó en sentido contrario.

El ministro adjunto de Comercio de China, Zhang Ji, negó que haya subsidios y atribuyó la actual sobrecapacidad a la crisis financiera y la consecuente caída en la demanda, agravada por cuestiones geopolíticas como la guerra y el terrorismo.

“China restringe voluntariamente determinadas exportaciones de acero y no da subsidios a las siderúrgicas”, estableció el ministro chino.

Añadió que 70 millones de personas se encuentran debajo de la línea de pobreza en el país, para argumentar que “el gobierno no tiene dinero para ofrecer subsidios de esa importancia a la industria”.
Zhang señaló que Estados Unidos abrió once quejas en la OMC por supuestos subsidios a las exportaciones chinas de acero y perdió todos.

Afirmó que su país es el principal perjudicado por la sobreproducción, pero está determinado a recortar su capacidad de producción en 150 millones de toneladas durante los próximos cinco años.

“Las reformas en el sector anunciadas por China son alentadoras, pero hace falta hacer más”, dijo la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström.

La alta funcionaria señaló que la UE ya ha abierto un número récord de expedientes contra los subsidios chinos y está examinando nuevos casos.

No obstante, opinó que medidas antidumping o proteccionistas “no resolverán el problema”, sino que hacen falta nuevas medidas, como estimativas de oferta y demanda.

NTX

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here