La polémica por las reformas que lleva adelante el Ejecutivo no generan polémica sólo en Chile, sino que también en el exterior y es tema de conversación de los principales ejecutivos en el mundo, cuyas empresas tienen posiciones en el país.

Tal es el caso del presidente y CEO de la minera canadiense Teck, Donald Lindsay, quien criticó duramente las reformas realizadas en Chile. La semana pasada, en el día del inversionista de la firma, se le consultó por la situación del país y respondió con dureza: “Chile golpeará su cabeza con una pared”.

Argumentó que es difícil que se puedan financiar, con el precio del cobre cayendo, la educación o salud gratuita. “Pienso que Chile se golpeará con una pared. Están comenzando a ofrecer educación gratuita, salud gratuita, que en Canadá existe, pero con las leyes del cobre cayendo, con el precio del cobre bajo, un capital enorme requerido por Codelco, no sé cómo lo financiarán”, dijo Lindsay, según recoge la transcripción del evento realizada por Bloomberg.

En el país, Teck controla dos faenas de la gran minería: Quebrada Blanca, en la Región de Iquique, y Carmen de Andacollo, en Coquimbo.

Lindsay profundizó su análisis sobre las medidas que está tomando el gobierno de Michelle Bachelet. “Su déficit (el de Chile) como porcentaje del PIB se va a disparar en términos porcentuales y una gran cantidad de los trabajos en construcción provino del último boom (del cobre) y van a desaparecer este año y el siguiente”.

Agregó que es posible que, en algún minuto, exista algún cambio de mentalidad en el país. Añadió que en enero estuvo con el Ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, “y hubo una muy buena conversación al respecto”.

Recordó que esta semana estará en Chile (firmará un acuerdo con ONU Mujeres en la sede de la FAO en Santiago) y que podrá ver cuál es el tono de la discusión, pero piensa que “se tendrá que hacer algo”.

Mayores plazos de tramitación ambiental

Lindsay no se guardó nada. En la instancia también criticó al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) y el mayor tiempo que, según él, requiere la aprobación de algún proyecto de inversión.

Señaló que antes, cuando ingresaban un proyecto al SEIA, esperaban una respuesta dentro de 12 meses, luego a 18 meses y, ahora, “no tenemos idea”.

Actualmente, Teck tramita una actualización de Quebrada Blanca, su principal faena en Chile y una de las más relevantes de su cartera de cobre de la canadiense. El proyecto es de US$ 165 millones y fue presentado a evaluación en julio de 2014.

Señaló que la compañía se mantiene optimista sobre el futuro del cobre porque en el mediano plazo se producirá un déficit estructural del metal rojo dado, entre otras razones, por la dificultad de obtener permisos. Acá nuevamente puso de ejemplo a Chile y lo difícil que ha sido para ellos y otras mineras conseguir el visto bueno de las autoridades.

Diario Financiero

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here