Nicaragua.- Una serie ponencias magistrales en las que un grupo de expertos discutirá cómo la minería puede ser un motor de desarrollo y bienestar para Nicaragua tendrán lugar en Agosto próximo. El II Congreso Internacional de Minería reunirá en un mismo punto a una veintena de especialistas, quienes explicarán cuáles son las buenas prácticas que la industria metálica y no metálica está aplicando a nivel global.

Sergio Murillo, gerente de asuntos corporativos de CEMEX, indicó que el congreso también permitirá a los representantes de la minería no metálica (producción de cemento o piedra cantera) reflejar cuál es el aporte que brindan sus empresas desde la perspectiva social y económica dentro del contexto nicaragüense. La idea es que éstos puedan compartir sus conocimientos con diferentes audiencias, tales como el gobierno y la sociedad civil.

Sergio Ríos, presidente de la Cámara Minera Nicaragüense (CAMINIC), indicó que habrá conferencias magistrales que abordarán temas como el impacto social y económico de la minería industrial en Nicaragua, o el impacto que esta actividad tiene en el desarrollo de las comunidades. Además, reflexionarán sobre el pasado, presente y futuro de la minería desde el punto de vista ambiental, las maneras en que ésta puede financiarse, entre otros.

Promueven minería responsable

Sergio Ríos opinó durante el programa que en la minería debería participar un amplio sector de la sociedad que labora en esta actividad económica, entre ellos los mineros artesanales, las alcaldías, las comunidades, el gobierno central, las organizaciones no gubernamentales y concesionarios.

“A fin de cuentas, la minería es absolutamente imprescindible para el mundo y la forma en que nosotros vivimos. Sin minerales no tendríamos hospitales, casas, carreteras, celulares, edificios, fertilizantes, insecticidas… el punto aquí es más que todo (discutir) cómo es que la vamos a desarrollar en Nicaragua para que sea un motor de desarrollo y bienestar”, declaró en la más reciente edición del programa Cuentas Claras.

Ríos también reconoció que la estabilidad legal, la seguridad laboral, la integración de las comunidades y la aprobación de lugares para procesar minerales son ámbitos en los que la industria enfrenta problemas. Una de data reciente fue la tragedia ocurrida en la mina El Comal (Bonanza), en la que 29 güiriseros quedaron soterrados en Agosto de 2014, en una mina que, según informó la empresa HEMCO, había sido cerrada en la década de los 60.

De acuerdo al presidente de CAMINIC, existe un modelo en el que concesionarios y el Ministerio de Minas brinda un carnet a los güiriseros para que éstos sean dueños del lugar donde extraen minerales. “Si se acoplan a estas medidas y reglamentos ambientales, pueden vender lo que extraen a los planteles (de los concesionarios) y se les paga según los precios del mercado internacional. Con esto reciben mucho más dinero y evitamos que contaminen con mercurio el lugar donde lo procesarían artesanalmente”, expresó.

En búsqueda de inversionistas

Finalmente, Sergio Ríos aseguró que la primera edición del congreso a atrajo entre veinte y treinta compañías extranjeras, de las cuales cinco decidieron invertir en Nicaragua durante los últimos dos años con el apoyo de ProNicaragua, el gobierno de turno y la Cámara de Minas.

“Contactamos a empresas de varios países, pero estamos buscando a aquellas que tienen un historial de buenas prácticas en otros países, que contribuyan con el pago de impuestos y sean transparentes”, concluyó.

Para obtener mayor información sobre el congreso, visite este enlace o llame al teléfono: 2276 0715.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here