Argentina.- El anunciado cierre de Mina Alumbrera para el año 2017 alarma porque no está clara la existencia de un Plan B que dé sustentabilidad a la actividad minera en Catamarca. El tema radica en la paulatina disminución de reservas del mineral, a la que se agregan el bajo valor de las sustancias y las dificultades financieras de Glencore, empresa que hoy tiene la titularidad del yacimiento (Glencore-X-strata).

La eventual explotación de otro yacimiento, como Agua Rica, requiere superar las dificultades que constituye el hecho de que las reservas de mineral certificadas demandan más avances de la exploración geológica, el desarrollo de estudios de ingeniería y la construcción de accesos adecuados para llegar al lugar. Ello sin tener en cuenta las interferencias que genera la prédica antiminera y las que surgen de la presión de la provincia para asociarse al proyecto sin agregar ningún valor al mismo. Se ha pensado que la producción del yacimiento podría ser elaborada en la planta de Alumbrera, que quedará en propiedad de YMAD, pero en nada se ha avanzado sobre el tema.

Debemos considerar que la puesta en marcha de Agua Rica demandará varios millones de dólares y un tiempo no menor a cinco años. ¿Y mientras tanto qué? El mercado mundial aún está con bajos precios y Argentina, particularmente Catamarca, cuenta hoy con muy bajas perspectivas de inversión. Así lo comenta el Fraser Institute en su informe anual 2015, que evalúa las perspectivas mundiales en este tema. En el ranking 2015, Catamarca está en el puesto 96 sobre 109, lo que indica las bajas posibilidades para inversiones mineras que sugiere dicho instituto.

En la actualidad YMAD, con la explotación de la veta, no tiene posibilidades de sostener la infraestructura que le dejará Alumbrera (mantenimiento, electricidad, agua, etc). También, posiblemente, tendría dificultades para sostener su propia planta, que en gran parte contaba con el financiamiento que le daban las utilidades del yacimiento mayor. En algún momento se planteó la posibilidad de usar fondos para asociarse a otros proyectos mineros de la región o para abrir una línea de explotación de rocas pulidas (mármol tonalítico, monzonita, andesita, etc.) que permitirían dar continuidad a las tareas. YMAD cuenta con equipos y personal capacitado para avanzar en este tema, sólo hay que tomar decisiones que permitan llevar adelante un proyecto de esa naturaleza. Ello constituirá parte de un Plan B que creo que urgentemente habría que desarrollar.

Energy Press

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here