Este sistema de vigilancia es un instrumento de salvaguarda que ya existe y que puede introducirse “cuando las tendencias de importación amenazan con causar un perjuicio a los productores de la Unión Europea”. La Comisión Europea hace un llamamiento, además, a los países miembros para que adopten “rápidamente” su propuesta de 2013 para modernizar su instrumentos de defensa comercial, especialmente la supresión de la denominada ‘regla del derecho inferior’, lo cual en determinadas circunstancias “permitiría imponer derechos antidumping más altos”.

En palabras del vicepresidente Jyrki Katainen,responsable de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, “tenemos un récord de medidas antidumping aplicadas a productos siderúrgicos y la Comisión está resuelta a restablecer unas condiciones de competencia equitativas a escala mundial. Tomaremos medidas para seguir racionalizando los procedimientos, pero los Estados miembros también tienen que actuar conjuntamente y adoptar con urgencia nuestra propuesta legislativa para modernizar los instrumentos de defensa comercial de la UE y hacer realidad un comercio más leal”.

La posición de la CE ha sido respaldada por la Asociación Europea del Acero (EUROFER) que en un comunicado instó a los Veintiocho a “actuar inmediatamente” y apoyar la propuesta de la Comisión para modernizar los instrumentos comunitarios de defensa comercial. EUROFER señala a Estados Unidos como el ejemplo a seguir a la hora de adoptar rápidamente medidas antidumping, pues para la implementación de impuestos provisionales los estadounidenses “tardan cuatro meses y medio, mientras que la UE necesita nueve meses”.

En este sentido, la Comisión ha garantizado que acelerará la adopción de medidas antidumping, y manifestó su disponibilidad para presentar “propuestas adicionales para agilizar el procedimiento en general y mejorar la eficiencia del sistema actual”. Además de medidas para solucionar el exceso de capacidad mundial, la Comisión también está abordando las causas subyacentes del problema con los principales socios de la UE (China, Japón, India, Rusia, Turquía y Estados Unidos) y en los foros internacionales pertinentes.

El Ejecutivo anunció además la disponibilidad de fondos europeos para apoyar la modernización de la industria siderúrgica, entre los que se incluyen 315.000 millones de euros del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, el denominado “plan Juncker”, además de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos y el programa Horizonte 2020.

La CE recuerda que, “la industria siderúrgica europea es líder mundial en determinados segmentos de productos siderúrgicos, representa el 1,3% del PIB de la UE y en 2015 proporcionó unos 328.000 puestos de trabajo. Sin embargo, el exceso de producción de acero en terceros países como China ha aumentado las exportaciones, reducido los precios y dado lugar a una ola sin precedentes de prácticas comerciales desleales, que distorsionan la igualdad de condiciones a nivel mundial”.

Dirigentes

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here