Chile.- Codelco División Andina informa que continúa el monitoreo del agua para el análisis de laboratorios externos certificados, luego del incidente ambiental ocurrido el jueves 25 de febrero, a fin de contribuir a dar tranquilidad a la ciudadanía respecto de la calidad del agua del Río Aconcagua.

Los resultados confirman que desde la tarde del incidente, la calidad del río se ha mantenido en sus niveles históricos. Prueba de ello, es que desde la noche de ese mismo día, los regantes de la primera sección ya tenían el agua en condición de ser usada para el riego. En tanto, la empresa ESVAL retomó su producción de agua potable a primera hora del viernes pasado, garantizando en un comunicado público la “inocuidad de su consumo”. Esta condición fue ratificada por la autoridad sanitaria.

Adicionalmente, y de acuerdo a lo solicitado por la autoridad ambiental, el Centro de Ciencias Ambientales EULA-Chile de la Universidad de Concepción, inició un estudio para conocer la condición actual del río y su biodiversidad, y compararla con la línea base.

Por otra parte, se informa que el viernes 26 concluyeron los trabajos de limpieza y sanitización de la escuela de Río Blanco. A fin de dar mayor tranquilidad a las familias del sector, se están desarrollando análisis científicos de suelo para descartar la presencia de cualquier traza de concentrado de cobre. En tanto, continúan las labores de limpieza en otros puntos específicos en que se ha visualizado el concentrado, ubicados en la ribera del río Blanco y en la localidad del mismo nombre.

En paralelo, una comisión investigadora de Andina junto al análisis de un experto independiente, han logrado identificar que fue un elemento ajeno al sistema de transporte el que generó la obstrucción de la tubería de concentrado. De acuerdo a esto, se han implementado medidas concretas para evitar que se repitan hechos similares. Junto con ello, el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) ha permitido el restablecimiento de los parámetros operacionales bajo las condiciones y exigencias que el mismo servicio fiscalizará en terreno, por lo que la empresa ha comenzado gradualmente a normalizar sus operaciones.

Codelco División Andina lamenta la alteración que este acontecimiento ha provocado en nuestros vecinos y reitera su compromiso de trabajar con autoridades, comunidades y trabajadores en la implementación de las acciones necesarias para evitar que vuelvan a ocurrir. De igual forma, ratifica su compromiso con avanzar hacia una operación cada vez más sustentable y comprometida con el desarrollo del país.

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here