Chile.- El proyecto minero portuario Dominga, de la empresa Andes Iron, presentó ayer al Servicio de Evaluación Ambiental su segunda Adenda, que consolida las respuestas a las consultas que hizo la autoridad y la comunidad a su Estudio de Impacto Ambiental, el que se encuentra en tramitación desde septiembre de 2013.

La compañía informó que en el documento profundiza su propuesta ambiental, que considera innovadoras medidas, las que indica van más allá de la institucionalidad vigente y fuera de su área de influencia “para gestionar los riesgos de la interacción dinámica de un proyecto minero portuario emplazado en un territorio de alta biodiversidad, como lo es la comuna de La Higuera, al norte de la Región de Coquimbo”.

Iván Garrido, gerente general de Andes Iron, manifestó que “estamos respondiendo a la segunda serie de preguntas que nos hizo la autoridad y todo el sistema”.

Para este proceso, indica el ejecutivo, la compañía se tomó un tiempo largo, pues “quisimos darnos el tiempo y la reflexión debido a las características del proyecto, el lugar donde está ubicado el proyecto e hicimos un intento bastante serio en términos de responder las inquietudes legitimas de la comunidad y de la autoridad, además innovar en términos de plantear y hacer ciertas proposiciones dentro de la institucionalidad medioambiental actual”.

Entre otras medidas que incluye esta mejorada propuesta, Garrido destaca que no usará agua de la cuenca de Los Choros en ninguno de sus procesos ni tampoco para consumo de sus trabajadores y se abastecerá exclusivamente de agua de mar desalinizada.

Asimismo, la compañía indicó que, buscando proteger el borde costero, considera desarrollar un programa de monitoreo ambiental, que operará fuera del área de influencia , durante toda la vida útil del proyecto y que es compatible con un área marina costera protegida de múltiples usos, propuesta por distintas organizaciones de la Región de Coquimbo.

“Yo diría que más que cambios se trata de una profundización en la mirada, en la visión que hemos presentado desde el inicio”, en el caso de la zona costera, agrega “nos hemos hecho cargo de ciertas aprensiones que han tenido ciertos servicios respecto a los impactos o el área de influencia. Ahí creemos que podemos demostrar con estudios que los impactos en el puerto van a ser bastante menores y que pueden ser gestionados de manera adecuada y pueden ser compatibles con un área marina costera protegida”, puntualizó.

En el caso del sector donde se emplazará la faena minera como tal, también se plantearon observaciones respecto al manejo que se hará del agua, muy escasa en el sector. En este sentido, Garrido plantea que “hemos profundizado en el modelo hidrogeológico, creemos que con los estudios que estamos presentando, con la nueva data que hemos podido generar, podemos tener mayor certeza de que no vamos a afectar el agua dulce”.

Una vez que la autoridad recepciona las respuestas del Informe Consolidado de Solicitud de Aclaraciones, Rectificaciones o Ampliaciones (ICSARA) 2, se toma un tiempo que puede ser de dos meses para analizarlas “y la autoridad tomará la decisión de si genera un ICSARA 3, es decir, genera nuevas preguntas, o si lleva a evaluación el proyecto”, puntualiza el gerente general de Andes Iron.

Cabe destacar que Dominga es un proyecto minero portuario que se emplaza en la comuna de La Higuera. Producirá anualmente 12 millones de toneladas de concentrado de hierro y 150 mil toneladas de concentrado de cobre, y contempla la construcción de un terminal de embarque en el sector de Totoralillo Norte. Su vida útil es de 27 años, con una inversión inicial estimada de US$2.500 millones. Durante su construcción se generarán unos 10 mil puestos de trabajo y en la operación aproximadamente 1.450 empleos permanentes directos.

Diario El Día

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here