Inicio » Países y Regiones » Petroleras y mineras, en espera de un mejor 2016

Petroleras y mineras, en espera de un mejor 2016

Después de uno de los peores años para las firmas petroleras y de minería se puede perdonar a los inversionistas por preguntar si aún hay oportunidades en las materias primas tras el superciclo.

La pregunta clave para 2016 es si la penumbra del sector este año representa el punto más bajo antes de la recuperación, o si solo es un cambio a lo que algunos describen como la “nueva normalidad”, caracterizada por años de exceso de oferta y mercado débil. En otras palabras, ¿los precios tocaron fondo o se mantendrán bajos?

El precio del crudo tuvo un promedio de 55 dólares el barril en 2015, casi 50% menos que en 2014, mientras que cobre, carbón y mineral de hierro tocaron pisos que desplomaron las acciones de las mineras a casi niveles históricos.

Glencore, entre otras mineras, argumenta que el cobre y el níquel fueron arrastrados injustamente por el crudo, y de los especuladores, que buscan formas para apostar contra la economía china. Sostiene que la demanda física en Asia es sólida y que está en crecimiento, mientras que los suministros son vulnerables a los precios que caen por debajo del costo de producción de muchos proyectos.

Por el otro lado se encuentran influyentes bancos, como Goldman Sachs y un grupo de fondos de cobertura agresivos con sede en China, que apuestan a que los precios caigan más. A medida que se desacelera la economía china, miles de millones de dólares de inversión en nuevos proyectos de energía y minería fructifican, lo que aumenta la presión a los precios, de los que, dicen, tendrán que mantenerse “bajos por mucho tiempo” para impulsar nuevos ajustes de oferta y equilibrar el mercado.

No sorprende que los inversionistas se desilusionen aún con las materias primas tras cuatro años de rendimientos mediocres. A finales de agosto, los activos de materias primas bajo gestión llegaron a 242 mil mdd, según Barclays, el nivel más bajo en seis años e inferior a los 259 mil mdd de principios de año. El índice de rentabilidad total del S&P GSCI cayó 26.3% este año, en camino a registrar su quinto peor desempeño anual histórico.

Petróleo

Hallar inversionistas que muestren optimismo por el crudo es cada vez más difícil. La política de la OPEP, bajo el liderazgo de saudí, de abrir la producción para presionar a sus rivales de costos mayores tiene un año, y pocos esperan que cambie el rumbo en la reunión del viernes en Viena.

Los inventarios de las economías desarrolladas aumentaron a un nivel sin precedente, a casi 3 mil mdbp, según la Agencia Internacional de Energía, y a principios de 2016 es casi seguro que tendrán que absorber mayores exportaciones provenientes de Irán, cuando le sean levantadas las sanciones impuestas por el programa nuclear.

Hasta aquí todo es pesimista. Pero vale la pena recordar que el plan de Arabia Saudí siempre se centró en el largo plazo, y 2016 puede ser el año en que empiece a rendir frutos. Con el nivel de precios en cerca de la mitad de lo que estaban en 2014, la industria de esquisto de EU redujo el número de plataformas de perforación. Las petroleras internacionales congelaron cerca de 200 mil mdd de inversiones.

Para el segundo semestre de 2016, analistas consideran que el mercado empezará a apretarse. Si bien no se espera que los precios regresen a 100 dólares, tal vez tengan que aumentar a un nivel que les permita más inversión en producción. Arabia tal vez tenga un rendimiento de entre 60 y 80 dólares.

Metales industriales

Ningún sector de materias primas tiene un vínculo más estrecho con el destino de China. Eso en parte explica por qué las opiniones son tan divergentes en cuanto a las perspectivas de metales como el cobre, el níquel y el zinc.

Goldman Sachs pronosticó que el cobre cotizará en 4 mil 500 dólares la tonelada a finales de 2016, después de que llegó a un mínimo en seis años de 4 mil 481 dólares el mes pasado.

La desaceleración en China, que importa 45 por ciento del metal, es en parte responsable de la opinión del banco, ya que Pekín intenta cambiar su economía y alejarla de su exceso de dependencia de su derroche en infraestructura de una década.

“(En China) el crecimiento no solo se desacelera, también se reequilibra hacia el consumo y se aleja de la inversión fija”, dijo Goldman Sachs.

El metal también tiene la presión de una serie de fondos agresivos en Asia y otras partes que dicen que es uno de los mejores sustitutos para apostar contra China y eludir los intentos de Pekín de impedir que los inversionistas apuesten contra los mercados de capitales.

En algunos contratos, los volúmenes de operación en Shanghái aumentaron por encima de los del London Metal Exchange. Glencore y otras empresas mineras afirman que sus ventas en China permanecen fuertes y en aumento.

Oro

Desde que llegó a su máximo histórico de mil 902 dólares la onza troy en 2011, el oro cayó 45%, para acercarse a mil dólares. El mayor obstáculo que enfrentan los metales preciosos es el posible incremento de las tasas de la Fed antes de que finalice este año, lo que suele pesar en los activos resistentes, como el oro y la plata.

“A medida que la Fed aumente las tasas y se eleve el costo de oportunidad de tener oro, esperamos que los precios del oro caigan por debajo de mil dólares la onza”, dijeron analistas de Natixis.

La demanda física del metal en China e India permaneció relativamente sólida. Muchos inversionistas esperan a ver si el banco central chino sigue con sus compras, que pueden darle un impulso al metal.

Agricultura

Los bienes agrícolas no se escaparon de las ventas masivas de materias primas industriales. El trigo cayó 22% en 2015, el maíz 8 y la soya 14%, a todas le afectó la combinación de un clima favorable y los movimientos de divisas.

En 2016, gran parte de la atención se centrará en el impacto del fenómeno El Niño, que se prevé será más fuerte, y representa una amenaza para los cultivos. El cacao, contra la tendencia en 2015, se ve vulnerable a la venta; el alto precio de 2014 se espera que fomente cosechas más grandes.

242 mil mdd

Monto que alcanzaron los activos de materias primas bajo gestión a finales de agosto, su nivel mínimo en seis años e inferior a los 259 mil mdd que registraban principios de año, según Barclays

4,481 dólares

Precio al que llegó la tonelada de cobre durante octubre, su mínimo de seis años; Goldman Sachs prevé que el cobre cotizará en 4 mil 500 la tonelada a finales de 2016.

Milenio

Comentarios

comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top